8.2.09

Como si la ciudad se hubiera purificado; la lluvia se ha llevado miles de cosas: tierra, basura, viejos recuerdos, algo de sangre en alguna calle, y mucho mas; ha limpiado a los arboles, las casas, los parques, las banquetas, y dejado que el proceso de oxidacion en cualquier metal se acelere... pareciera que no ha pasado nada, que uno puede caminar tranquilamente por el centro o por la colonia, andar con la bolsa cargada al hombro, casi descuidada. Pero mañana sera la de siempre, la Tj de siempre.

Robots, inteligencia artificial y seres humanos

Este es un ejercicio que hice para una clase de Desarrollo Humano de la Lic. de Mercadotecnia. Por Lizeth García Peña La industri...