22.12.09

Año nuevo: 2010

Estamos por terminar el a año, y me ha tocado hacer cosas importantes en mi vida, principalmente en la parte profesional: estuve en un trabajo que me pagaban bien y de repente me vi forzada a dejarlo, cambio abrupto para el ritmo que llevaba de vida… tuve la oportunidad de organizar el programa literario de la Feria del Libro de Tijuana 09, y considero que para no tener experiencia, no me quedó mal, sin embargo sufrí, casi ni dormir, porque no sabía cuál sería el resultado, y por momentos pensé que se suspendería, y el trabajo de meses se vendría abajo por la H1N1…


Después, ahí me ven, emprendí un negocio que nada tiene que ver con mi profesión, pero debo confesarles que son productos que siempre me han gustado… así que aquí estoy, aprendiendo otras cosas, esperando nuevas oportunidades para el próximo año.
Felices fiestas a todos…

13.11.09

cibercontacto

La laptop se ha convertido mi extensión hacia los demás y al exterior. Son tantas horas que paso haciendo click sobre imágenes, leyendo artículos de toda clase te temas (hasta he consultado como cuidar una planta para que no se me seque); las amistades se mantienen por medio del msn, FB o myspace; incluso, mi negocio no sólo está de forma física, sino que también a través de internet. Pero esas horas no son porque voluntariamente las quiera pasar frente al monitor, sino es para matar el tiempo que paso aquí en la chamba.

¿Esto me hará menos humana?, tal vez más antisocial, lo que sí, es que mi única forma de estar afuera, cuando estoy aquí es a través del internet… y como dice mi amigo Horacio (que mantengo cibercontacto con él) nos acerca a los que estamos lejos…

12.11.09

En estos ultimos meses, he llenado mi cerebro de mierda mas de lo normal, leo articulos de vanidad, busco las ultimas tendencias de moda, etc. Ya que ahora me dedico a la vanidad...

23.10.09

QUE BONITOS LEGISLADORES TENEMOS...

No puedo dejar de comentarlo... Tenemos funcionarios de mierda, que lo unico que piensan es en sus intereses, el pueblo, la raza que nos partimos la madre, no importamos. Al querer subir los impuestos, por supuesto a ellos nos les quitan el ISR ni nada, su sueldo es integro, porque ademas les pagamos toooodos sus gastos y sus tremendos aguinaldos...

Y ahora resulta que los priistas despues de que votaron, en la Camara de Diputados, a favor del incremento, los senadores del mismo partido, en revancha a lo que dijo el pdte. del PAN, se niegan a votar en favor, o sea, ni siquiera estan considerando al pueblo, es por puro capricho...

Bendito Mexico y su gobernadores, funcionarios, burocratas y demas, asi vamos a avanzar !!

7.10.09

Malditos perros.

Malditos perros, no dejan de ladrar, y la cabeza está por reventarme. Quisiera que desaparecieran… o mejor aún, se fueran con todo y su dueña. Mientras tanto sigo acostada sobre el sofá, tratando de descansar. Por cierto, la Soco, o sea mi vecina, es igual de insoportable, siempre con su cara larga y malhumorada; desgraciada, siempre que la saludo retuerce la boca y apenas si me responde. Y no es que me importe, pero a mí me enseñaron a ser educada, por aquello de tener menos problemas en estos chiqueros de condominio, pero esta Soco le hace daño estar encerrada con sus animales en su casa y sin marido… tanto que hasta huele a perro. ¡No paran los malditos! ¿por qué no los callará? Deberían tener compasión de mí.

A diario pasan por el pasillo estos condenados animales, haciendo el mayor escándalo posible, hasta parece que les caigo mal, porque encima del ruido, se paran justo en mi puerta para seguir ladrando.

Hoy no salieron a hacer sus gracias al jardín, por fin puedo descansar, porque este dolor de cabeza no cesa. Desde que tengo las molestias, llegan momentos en que pierdo la conciencia y ya no se qué pasa. Hoy no salieron los perros.

Me asomo por una esquina de la ventana, y escucho a la Soco y a la Clemen platicar, la Soco se ve muy acongojada, se murieron los perros, no sabe qué les pasó, que ayer estaban muy bien y hoy amanecieron babeados del hocico y estaban muertos. Ayer, justo ayer, perdí la conciencia, y lo único que recuerdo, es que soñé que servía un plato lleno de carne envenenada, y que unos seres extraños la comían y en vez de hablar ladraban, yo gritaba ¡coman asquerosos!, y dejaron de hacer ruido. Hoy ya no hay ruido, los perros se murieron, por fin podré descansar.

20.9.09

La caja de los recuerdos


Cuando hago limpieza, suelo tirar la mitad de las cosas que considero que ya no voy a utilizar, siguiendo un poco el consejo de que si algo ya no lo utilizas en un año, es mejor no conservarlo. Y al estar metida en mi closet me encontré una caja que he cargado conmigo desde que estaba en la primaria: mi caja de recuerdos.


Direcciones viejas, teléfonos que ya no existen, pensamientos que se han quedado atrapados en las tarjetas y cartas de amigos, de quienes ya no se qué fue de ellos… palabras que huelen a viejo, a recuerdos de antiguos novios, buenos deseos de amigas que ya no vi después de que salí de Ensenada.


Al abrir la caja, las imágenes de mis incondicionales corrieron por la memoria: la Güera, Tania, Chely, Eiko y Karlita; de mi prima Lili, que dejó Ensenada de niña y ya ahora busca ser madre; de Oscar, Ricardo y Luis, que en algún momento ocuparon una parte de mi corazón; de los compañeros de escuela que me regalaron un poema, un dibujo o un pensamiento sincero. Recordé a personas que ya había olvidado que me enseñaron algo importante.


Fue como una caja de Pandora, pero en vez de males, salieron recuerdos bonitos, otros cómicos, y otros tristes. Decidí continuar con ella, sólo para acudir a ella en momentos en que necesite revisar mi vida, y acordarme de todas las personas que han pasado por mi vida, y que yo he pasado por ellas…

9.9.09

De fanaticos...

¿Por qué no seré una fanática de algo? Pudiera ser fanática de la moda y andaría todo el día en tacones, aunque se me revienten los pies, pero eso sí, muy nais… o tal vez una fanática de los Beatles, tendría toda la colección de discos en vinil, para que sea más interesante. Me considero seguidora de Café Tacvba, voy a sus conciertos, pero no tengo sus discos, así que no soy una fanática. Ni siquiera logro ser creyente en un dios… en qué momento una persona se vuelve fanática de un dios, qué pasa por su mente para que decida que es su único camino y tomar al pie de la letra todo lo que lee o le dicen que debe hacer y ser. Ni idea, porque no logro experimentar nada, nadita de lo que un fanático siente… Para llegar al grano, en qué momento al pastor se le ocurrió secuestrar un avión sólo para dar su mensaje, porque es 9 de septiembre (mes 9), de 2009, 999, que volteados dan 666. No, la verdad no lo entiendo. ¿Alguien me puede explicar?

6.9.09

-Bebé! Ya te dije que no te fueras para allá!

-Chori! Chori! Ven para acá

------

-Vente!... no, espérate, ten cuidado!


Al leer lo anterior, pensarán que es una madre cariñosa hablándole a su pequeño niño, pues siento decepcionarlos, es mi vecina del siguiente piso que todas la mañanas y durante varias veces al día, sale a pasear a sus perros coker espanish obesos, porque además de hablarles como si fueran niños, sufren de la enfermedad más común en nuestro país: la obesidad… sino es que también son diabéticos. Y cada que sale con sus animales, les habla como si fueran humanos… ¿en serio cree que los perros le van a entender? ¿en serio pensará que son como personas y que escuchan? Dudo mucho que sus obesos perros entiendan las instrucciones que les da, mucho menos cubran su soledad.

Debería de ver a Cesar Millan, El Encantador de perros, que mas que terapiar a los perros, terapea a sus dueños.

28.8.09

El Mundo alucinante, una novela de aventuras.




Para los que les gusta la Historia de México, sabrán quién fue Servando Teresa de Mier*, para los que no, en la novela El mundo alucinante, del cubano Reinaldo Arenas**, nos da la oportunidad de conocerlo, pero no como una novela histórica, donde el escritor trata de reproducir la vida del personaje lo más cercana posible a la realidad, Arenas lo hace de una manera distinta.


En El mundo alucinante el autor toma a Fray Servando Teresa de Mier y nos narra su vida, en la que el huir es parte imprescindible del personaje. A partir de su sermón sobre la Virgen de Guadalupe, un 12 de diciembre de 1794, donde argumentó que la “Madre de México” ya se había presentado ante los indios mucho antes de que llegaran los españoles a tierras americanas, a través de la figura de Tonantzin, le valió ser exiliado del país y ser encarcelado en España, donde comienza las fugas constantes durante su vida.


A diferencia de una novela histórica, Arenas nos da su opinión sobre el pensamiento del fray e interpreta las distintas situaciones a las que se enfrenta el cura. La interpretación del autor en ocasiones suele ser delirante, irreal, sin embargo atrapa al lector en esa realidad que se presenta ante sus ojos, que termina por ser veraz, como el pasaje en el que Servando se encuentra en una de las tantas cárceles en las que estuvo, encadenado al grado de estar completamente hecho una bola de hierro, por tantas cadenas, y así evitar su escape.


Algo que se destaca es la forma de pensar de Teresa de Mier: un crítico del sistema de gobierno, religioso y cultural, ya que el escritor, durante toda la novela, cita constantemente la obra del fray: Apología, referencias que agrega como parte de la voz del personaje.


Lo que hace más interesante esta obra, es cuando comparamos la vida del personaje con la vida del propio autor, las cuales tienen muchas similitudes: ambos vivieron huyendo, fueron exiliados de sus países, varias veces fueron encarcelados, etc. Por algo Arenas se interesó en Servando Teresa de Mier.

El Mundo alucinante, una novela de aventuras.
Autor: Reinaldo Arenas
Editorial: Tusquets
Año: 1997


*Fray Servando Teresa de Mier. (José Servando Mier Noriega y Guerra). Nace en Monterrey, Nuevo León en 1765 e ingresa a la orden dominica a los 16 años. Estudia filosofía y teología y obtiene el doctorado a los 27 años.
**Reinaldo Arenas fue un
novelista, dramaturgo y poeta cubano. Nació en Aguas Claras el 16 de julio de 1943 y falleció en Nueva York el 7 de diciembre de 1990.

3.8.09

“Que Bito Manué tenga cuidao del dzulúm”




Comparto con Uds. un trabajo que hice para el diplomado de Literatura que estoy tomando. Es algo muy sencillo.

“Que Bito Manué tenga cuidao del dzulúm”
Indigenismo, negrismo y transculturación
Castellanos, Zepeda y Guillén.

Los países latinoamericanos, desde su descubrimiento, han sufrido en su mayoría la violencia y el desprecio, desde el encuentro y la fusión de dos culturas completamente distintas que han creado una nueva forma de vivir el mundo.

El encuentro de dos culturas es brutal, mientras los nativos del nuevo continente adoraban a varios dioses, además de tener una forma diferente de organizarse socialmente, los españoles venían con la concepción de un sólo dios, así como, con la intención de encontrar riquezas.

Este encuentro, que llevó varias etapas (colonialismo, indepencias, etc.) llegan hasta el siglo XX, y los escritores tienen la necesidad de una búsqueda de identidad y explicación de lo que ahora somos, y se vuelcan a las raíces precolombinas y en los inicios de nuestra historia occidental, y también en el reconocimiento de los descendientes de los antiguos habitantes, que llevan a cuestas tres concepciones sociales: la del mestizo, que es el resultado de la fusión de dos culturas y reclama sus derechos como descendientes de españoles y el aborigen; el propio índigena, que todavía es visto como un ser menor en la sociedad; y la historia, que es la más pesa para el propio in
dígena.

Los escritores son sensibles a la situación social y política que viven los indígenas y los mulatos del Caribe, son los que poseen el conomiento milenario de nuestro antepasados, y en el caso del indígena, de nuestro país, que en pleno Siglo XX, siguen siendo tratados “como a niños menores” [Castellanos, 2008, 93].

Los libros que elegí para explorar entre indigenismo, negrismo y transculturación son: Balún Canán de Rosario Castellanos; Motivos de Son de Nicolás Guillén; y Benzulul de Eraclio Zepeda. La primera y el último autor tienen como personajes principales a los indígenas, sus costumbres, la opresión a lo que eran sometidos, y en el caso de Guillén, es el reconocimiento abierto al negro, que llegó a la isla de Cuba como esclavo, y al igual que el nativo del nuevo continente, y en el que la mezcla fue inevitable, el poeta reconoce y destaca la aportación de los africanos a la cultura antillana. A esto se le suma a que cada autor hace uso del lenguaje de forma muy distinta, que más adelante comentaré.

La ciudad de las nueve estrellas: Balún Canán.
En Balún Canán, la ciudad de los nueves guardianes o nueve estrellas, aborda la condición entre dos clases sociales: la del patrón y la del indígena, principalmente, pero en la historia también se cuelan personajes que no poseen un reconocimiento social, no por ser indígenas, sino por el sólo hecho de no ser reconocidos por el padre, o los personajes que logran mejorar su situación económica, y por lo tanto social, y que las frustraciones de venir en una clase inferior es descargada en contra del indígena.

Castellanos, a través de la voz de la niña, hija de la familia Argüello, de sólo siete años, narra las creencias de los indígenas, ya que las aprende de su nana, mujer india que cuenta desde el origen de su raza, creada por cuatro señores, pero a su vez, la pequeña cuenta las acciones realizadas por los adultos, principalmente la de sus padres, en contra de los indios, desde una visión inocente, sin comprender exactamente el por qué del desprecio y el maltrato hacia la nana y a la servidumbre.

Así, Castellanos se preocupa por explicar al lector los significados de los mitos y leyendas de seres fantásticos, creados en el mundo indígena y que no es comprendido por la clase domin
ante.

Las nueve estrellas; la creación de los indígenas por cuatro señores que buscan hacer al hombre que no se rompa, ni se derrita, ni que le pase nada, dando como origen a los seres humanos y dejados en la selva, para que después el hombre recordara por siempre a los señores que lo crearon, es el mito de creación de una raza; o el ser llamado dzulúm que se lleva a quien lo vea, son historias que la autora explica con detalles, en voz de la nana, y que todos los de la comunidad también conocen los mitos.

La autora, con un lenguaje poético, pero a su vez racional, introduce al lector al mundo indígena, a través del personaje de la nana; también explica el trato que tienen los indios de Chiapas, en la época de Lázaro Cárdenas, justo cuando realizó el reparto agrario, y también nos da la mirada de los ladinos sobre los indígenas, cuando personajes como Zoraida y el propio César Argüello muestran sus ideas sobre ellos: “…el mismo gobierno azuza a los indios contra los patrones, regalándoles derechos que los indios no merecen ni son capaces de usar” [Castellanos, 2008, 93], creyéndoles incapaces, inútiles sin la dirección de un blanco y sin derechos a una vida digna.

Pero también muestra situaciones de desigualdad, como los que no son reconocidos legalmente como Ernesto, hijo del hermano de César Argüello, y lo deja fuera de cualquier beneficio material que le hubiera podido pertenecer; o la misma Zoraida, de venir de un estrato social bajo, y que acepta casarse con Argüello, para mejorar su vida económica y social.

Como tema secundario, es la condición de la mujer, que se suma al ser indígena (como la nana), y no tener los mismos derechos como la niña, hija de Argüello, quien para su madre, Zoraida, hubiera preferido que muriera ella en lugar de su hijo Mario, quien tiene el derecho “natural” de heredar los bienes familiares, además de continuar la estirpe. Castellanos deja ver no sólo la opresión y el abuso que sufre el indígena, sino que además a través de sus personajes femeninos, muestra el desdén social hacia las mujeres.

En resumen, Castellanos hace referencia a la situación de abuso en la que vivían los indígenas, siempre desde la visión del “patrón”; la presión social a la que eran sometidos los hijos bastardos y los desposeídos; y de las mujeres que no cumplían con los dos caminos deseados: ser monja o casarse y tener hijos, y el no cumplir con cualquier de estos dos destinos, es sancionado por la sociedad.

El nombre es lo que importar. Benzulul.
En el libro Benzulul, de Eraclio Zepeda, se aleja mucho del enfoque que Rosario Castellanos da en Balún Canan al tema de los indígenas, que lo hace desde las voces dominantes (como el patrón, la esposa del cacique, dueños de tierras, etc.). Zepeda nos introduce al pensamiento del indígena, a sus preocupaciones, desde ser una persona honesta, trabajadora, que sólo busca un pedazo de tierra para trabajarla y darle a su familia lo suficiente para vivir, siempre como voz principal, pero se destaca en varios de sus cuentos, que algo sucede y el indio es arrastrado a cometer algo indebido, algo que lo obliga a perpetrar una ilegalidad y por lo tanto es sancionado, no sólo por las leyes, sino por el propio destino.

En el caso del cuento “Benzulul”, la importancia del nombre para el propio Benzulul, personaje principal del cuento, destaca cómo el nombre con el que es “bautizado” una persona, puede llevarlo por un destino que tendría un reconocimiento social, hacer lo que le plazca, por el sólo hecho de tener un nombre de ladino y de patrón, o puede ser un “invisible”, por decirlo de alguna manera, y cualquier acto de ilegalidad o los derechos que le corresponden por sólo ser una persona, inmediatamente la cae el peso de la ley. “Y desde siempre ha sido así. El que tiene buen nombre de ladino, nombre de razón, ese tá seguro. Ese hace lo que quiere y siempre tá contento. Pero eso de llamarse Benzulul, o Tzoctzoc, o Chejel tá jodido” [Zepeda, 2008, 12]. En esta parte, el personaje nos dice que el ser indígena ya es desventaja en la vida, ya se vive con dificultades, a diferencia del que está en un estrato social más alto. El fin de la historia es la muerte, en este caso Benzulul trata de usurpar la identidad de un hacendado, que es cobrado con su propia vida.

Se destaca, a diferencia de Castellanos, el uso que hace Zepeda del lenguaje. En ningún momento se toma el tiempo para describir los significados de las palabras indias, además que es cotidiano, muy natural, como el uso de los artículos “el” o “la” antes de un nombre propio, que nos permite entenderlo como parte de la expresión cotidiana. O palabras como “oyí”, “manque”, “naiden”, sin necesidad de que haya explicación de parte del narrador, ni mucho menos precisiones sobre expresiones comunes dentro de una comunidad.

Considero que Eraclio Zepeda, en esta obra, se acerca más a Nicolás Guillén, en los poemas de Motivos de Son, porque ambos se apropian del lenguaje cotidiano, y con esa misma naturalidad exponen sus historias, preocupaciones y, sobre todo, buscan entender un mundo (el del indígena o el mulato) que son discriminados en la sociedad en la que viven.

Sin embargo, en cuanto al tema que les ocupa, tanto a Castellanos como a Zepeda, se aleja de Guillén, ya que sus personajes son los mulatos y negros de Cuba. Lo cual es lógico, ya que los dos primeros autores comparten el haber nacido y/o vivido en la misma área geográfica, y en cambio, el poeta cubano está en otro país, sus circunstancias son otras, y su tema, por lo tanto, es más cercano a su experiencia personal.

¡Songoro consongo, vamo a bailá pue!
No puedo dejar de comentar el lenguaje utilizado por Guillén en sus poemas, es una fiesta, un baile o un canto, y al leer: “¡Ay negra, / si tu supiera!/ Anoche te bi pasá / y no quise que me biera. / A é tú le hará como a mí, / que cuando no tube plata / te corrite de bachata, / sin acoddadte de mí. / Sóngoro cosongo, / songo bé; / sóngoro cosongo / de mamey;/ sóngoro, la negra / baila bien; / sóngoro de uno / sóngoro de tre./ Aé, / bengan a be; / aé, / bamo pa be, / bengan, sóngoro / cosongo, / sóngoro cosongo de mamey.” [Guillén, 2002, 29], no puedo separar de la legendaria Celia Cruz, quien también en algunas de las letras de sus canciones también es un lenguaje común y corriente del mulato de la isla, como en la canción “Burundanga”: “Songo le dio a borondongo / borondongo le dio a bernabé / bernabé le pegó a muchilanga le echó a burundanga / les hinchan los pies / Monina”, por sólo ejemplificar.

Con un lenguaje que parece construirse a partir de los ritmos de tambores y bongós, en los poemas de Guillén hay una intención de dignificar la existencia del negro, de ponerlo a la misma altura de los “blancos”, incluso, la energía que despliega el mulato al ritmo de los instrumentos traídos por los africanos, también vive dentro del “blanco”, como lo dice en el poema “La canción del bongó”: “Esta es la canción del bongó: / —Aquí el que más fino sea, / responde, si llamo yo. / Unos dicen: Ahora mismo,
otros dicen: Allá voy. / Pero mi repique bronco, / pero mi profunda voz, / convoca al negro y al blanco,
que bailan el mismo son, / cueripardos y almiprietos/ más de sangre que de sol, / pues quien por fuera no es de noche, / por dentro ya oscureció./ Aquí el que más fino sea, / responde, si llamo yo.”[Guillén, 2002, 40].

El propio poeta, en su prólogo de Sóngoro cosongo explica la importancia de la cultura africana en el Caribe: “Diré finalmente que estos son unos versos mulatos. Participan acaso de los mismo elementos que entran en la composición étnica de Cuba, donde todos un poco níspero… La inyección africana en esta tierra es tan profunda, y se cruzan y entrecruzan en nuestra bien regada hidrografía social…” [Guillén, 2002, 36]

A los tres autores se les incluye en una misma corriente, ya que, efectivamente, hablan de los que históricamente han sido desterrados, abusados y desdeñados, como el indígena y el mulato. Sin embargo, al conocer las circunstancias por las que escribe cada autor, se alejan entre ellos, incluso en la forma de manejar el lenguaje, pero no dejan de mostrarnos una realidad que está de forma paralela al “blanco”, y considero que buscan reivindicar al indígena y al africano que han aportado grandemente a la cultura latinoamericana.

Bibliografía:
• Castellanos, Rosario. Balún Canán, 1ra. Edición de la 5ta. Reimp, FCE, México, 2008, pp.286.
• Zepeda, Eraclio. Benzulul, 4ta. Reimp. De la 3ra. Edición, FCE, México, 2008, pp. 141.
• Guillén, Nicolás. Motivos de Son y otros poemas, 1ra. Edición, Gpo. Editorial Tomo, México, 2002, pp. 193.

19.7.09

De la nueva y vieja California: El Quemadero de Rochín Sanchez.





Por Lizeth García [i]


Presentacion de los Premios de La Paz 2007

¿Se imaginan en medio del desierto, esperando la muerte en alguna choza, y alrededor los soldados del tiempo del virreinato, esperando como aves de rapiña para salir tras el supuesto tesoro que guarda el moribundo? Esto es avaricia pura, ya que no importa por qué Juan Cipriano de repente enfermó, pero entre sus compañeros y el padre que lo asiste en sus últimos minutos de vida, esperan el momento en que el casi difunto diga donde tiene sus pertenencias, y sobre todo el tesoro que se dice encontró:

“Mientras tanto los soldados con torpes movimientos lo sacaron, el teniente albacea preguntó a Juan con la mirada qué había de cierto de aquella fortuna que escondía, ¡muchos lo pensaban!, ya que su curiosidad sufría por conocer de dichas circunstancias.
—¿Cómo ve al viejo, padre?— Dijo el teniente llamando al padre muy de cerca, so pretexto de no molestar al moribundo.
—Nuestro hermano está muy decaído. Dejemos que su fatiga aminore y no le asalte usted con esa impaciencia que proyecta.”
[ii]

O ¿qué les parece un hombre, que peca de mediocre, que compite en contra de sus compañeros del trabajo de una tienda departamental, y busca, a como dé lugar, mostrar su superioridad a través de un nuevo puesto, y terminar… como cualquier persona común, por una borrachera?: “Te juro que me gusta humillar a la gente. Cagarles el palo. ¡Agárrate! Hacerles ver lo que son y de dónde no pasará”
[iii], expresa uno de los personajes.



Las historias desfilan ante nuestros ojos, distintas unas de otras, pero que las unen los defectos humanos como la avaricia, la lujuria, las bajas pasiones, deseos sexuales desenfrenados, y son narrados por la voz del personaje principal, en otras, el narrador omnipresente nos guía hasta el final, pero no son las únicas voces, son varias las que convergen para mostrarnos lo absurdo de la vida.




Pero además de la diversidad de personajes, Juan Pablo Rochín nos lleva de un tiempo a otro: de la actualidad al pasado virreinal, y del final de la historia hacia lo que inició la anécdota, como lo hace García Márquez con su novela Crónica de una muerte anunciada, que nos engancha con el final de la novela, hasta llevarnos al origen de la muerte de su personaje principal. Así lo hace el autor en el cuento “India Loreta”, en las primeras líneas nos muestra al personaje castigada a latigazos por mitotera, y es hasta el final que nos enteramos porque fue sometida.



Rochín divide en cuatro partes su libro El Quemadero: primero nos encontramos dos cuentos que están sueltos, por decirlo de alguna forma; después El país de las espinas, en el que se agrupan cinco cuentos, y en los cuales los coloca en la Antigua California, a la llegada de los misioneros y los representantes del virrey; después son Otros cuentos, donde reúne cuatro historias, sin ninguna relación entre ellas; y por último, Sol de medianoche, con los últimos seis cuentos.




En casi todas las historias, podemos identificar el origen del propio autor: la Baja California Sur, “tierras desiertas, muy ardientes y amargas…”

[iv], así como sus playas y el clima extremo. Además de que el propio Rochín, en su cuento “otra fecha, el miércoles próximo, por ejemplo”, nos muestra el comportamiento común de una persona del mundito paceño, como él lo expresa.


El Quemadero es un ir y venir en el tiempo, un cambio abrupto entre cada historia, algunas totalmente lejanas de las otras, es un viaje entre la nueva y vieja California. Es, me imagino, la esencia del autor.



Para buscar en la librería…
Rochín Sánchez, Juan Pablo. El Quemadero. La Paz, B. C. S. México: FORCA Noroeste, 2007.


[i] Lectura realizada el 15 de Julio de 2009, en el ICBC Tijuana.
[ii] “Testamento”, pág. 49.
[iii] “Otra fecha, el miércoles próximo, por ejemplo”, pág. 11.
[iv] Carta de autor desconocido dirigida al padre Juan María de Salvatierra, 1696, citado en la pág. 31.

3.7.09

Honduras...

Pareciera que la historia da vueltas (creo que hay una teoría sobre eso… que alguien me ilustre), y en momentos, también, pareciera que nuestro continente no logra superar obstáculos que le permitan construir una sociedad mejor (y no quiero decir que debemos llegar a la democracia, porque a estas alturas me resulta una utopía, sin embargo siempre hay que empujar hacia algo, tener una dirección).

El golpe de Estado en Honduras resulta inadmisible para esta época, pero más, porque es precisamente desconocer lo que la propia sociedad ha construido, que le ha costado sangre y años llegar a donde están, y no sólo a este país latinoamericano, sino a todos los Estados del continente; son luchas a través de los siglos para lograr consolidarse como un pueblo firme.

Un golpe de Estado ya no se puede esconder, o por lo menos, ya los golpistas no pueden contener la información, callar a las personas que lo viven, porque estamos en una sociedad globalizada (les guste o no, esa es la realidad), donde la información a nivel mundial está al alcance de muchos.

Por eso debemos estar atentos a esta situación, por el pueblo de Honduras, por todas las personas que buscan vivir dignamente; vivir en una sociedad más equitativa y justa.

Los golpes de Estado de la última década. El Mundo.

23.6.09


Hasta ahora me animo a comentar sobre el caso de los pequeños que murieron en la guardería ABC, en Hermosillo, Sonora. Como a todos, la noticia llegó hasta el fondo de mi corazón casi como una lanza, que se ahonda más con la ineptitud de las autoridades. Y como todo problema, en el que la sociedad es lastimada, los políticos hacen su “agosto a gusto” para desentenderse, pasarse “la bolita”, culparse unos a otros, y decir a los ciudadanos que los del PRI o los del PAN (según quien haga la declaración) son los culpables, y que mejor en época electoral.

Lo cierto es que es la cadena de corrupción sale a la superficie, desde quienes son los dueños para obtener los permisos, hasta las instituciones que otorgaron el permiso (principalmente el IMSS). Por supuesto, si hubiera sido cualquier persona, como tú o yo, les aseguro que si hubiera propuesto ese espacio en el que estaba la guardería, no hubieran permitido la instalación, y no por responsables, sino porque no les habría ofrecido su respectiva “lanita”. Y los hubieras serían uno tras otro, no hubiera pasado el incendio, no hubieran muerto los niños, no hubiera… no hubiera… y mas no hubiera.

Mientras descubren “el hilo negro”, 47 niños ya perdieron la vida, y eso no se paga aunque los responsables vayan a la cárcel, o se dé una indemnización como han querido hacer las “autoridades” a los padres de los pequeños.


mas detalles en Proceso

8.6.09

Me dan mas miedo los politicos que los brujos...




Debemos reconocerlo… en algún momento de nuestra vida, consultamos el zodiaco, o tal vez alguien nos leyó la mano para decirnos lo que nos esperaba en los próximos meses, o quizá hemos hecho alguna petición extraña a figuras representantes de deidades o con cierto poder… sí, hay que reconocerlo, todo lo que refiere al futuro, al bienestar de nuestra persona, la salud, etc. es para cada quien una preocupación, y por supuesto que hay personas que se dejan guiar por las “buenas vibras o malas” para tomar decisiones, pero de ahí, a tomar decisiones que perjudiquen a terceros, considero que debe estar muy lejos.

Sin embargo, cuando leemos el libro Los brujos del poder, de José Gil Olmos, nos da cuenta de cómo gobernantes, políticos y líderes se acercan a las prácticas esotéricas, brujería, “limpias”, amarres, etc. para lograr sus objetivos: no perder el poder que tienen o aumentarlo.

En un trabajo disciplinado, Olmos investiga sobre personajes que cambiaron el destino de nuestro país. Así, lo que ya es por muchos sabido, el lado “espiritual” de Francisco I. Madero, el hombre que cambió el curso de México, gracias a los consejos de los espíritus que consultaba, y le decían qué y cómo hacerlo, lo que lo llevó a iniciar una de las gestas más importantes de la historia mexicana. También Plutarco Elías Calles se convirtió en un “medium”, al igual que Madero, es documentado minuciosamente.

Olmos hace un bosquejo de las acciones de diversos políticos, entre los que se cuentan la historia insólita de la “Paca”, quien “descubrió” los restos del ex diputado del PRI, Manuel Muñoz Rocha, quien desapareció, y está ligado al asesinato de Ruiz Massieu, y, supuestamente, sus restos estaban enterrados en propiedades de Raúl Salinas. A partir de documentos como cartas, Raúl Salinas estuvo ligado a Francisca Zetina (nombre de pila de la Paca), como su consejera y consultora para saber los beneficios que le traerían en sus negocios.

Por este mismo camino, la lideresa más fuerte y poderosa de América Latina, Elba Esther Gordillo, también es seguidora de los brujos para conseguir lo que desea, incluso para quitar a las personas que le estorban. La narración que Olmos realiza sobre la “maestra” realmente resulta insólita, sin embargo, las fuentes, como lo aclara el autor, son de primera mano, esto es, personas que vivieron junto a la lideresa los embrujos por los cuales llegó a pagar hasta 45 mil dólares.

Las historias sobre los personajes de la política llegan hasta el primer presidente del país de Acción Nacional: Vicente Fox, de cual se narra cómo su actual esposa logró engancharlo para hacerlo su esposo. Así, los relatos increíbles pasan ante los ojos del lector.

Al llegar hasta la última página, me cuestiono (tal como lo comento el autor, en su presentación en la Feria del Libro pasada, palabras mas, palabras menos): estas personas tienen toda la libertad de creer en lo que más les complazca, pero en qué momento pierden la línea entre lo racional y lo mágico, y al realizar prácticas de brujería, de esoterismo, entre otras, se convierte en algo que nos compete a los ciudadanos, ya que su sed de poder no se satisface con lo que ya tienen, y se sirven de todo ésto para tomar decisiones que implican el destino de un país, y sólo por extender el dominio, no sólo de sus vidas, sino la vida de millones.

Olmos, muy acertadamente concluye en su introducción, citando a un filósofo argentino, que explica que la brujería está presente en muchos círculos sociales, como el empresarial, educativo, etc. pero “que prospera más en los políticos por una razón esencial: su nivel cultural es más bajo”. ¡Qué Dios nos libre! (tómenlo como sarcasmo).



José Gil Olmos. Los brujos del poder. El ocultismo en la política mexicana. Col. De Bolsillo.

1.6.09

Cerrar ciclos...

Cuando los ciclos estan a punto de cerrar, siempre me doy cuenta en el momento de retirarme, y siempre lo he hecho, hasta en momentos en que está involucrada a otra persona. Aun así. Y no es porque sea insensible, siempre es mejor retirarse de cualquier situación, por salud mental. Pero ahora, ya las señales son demasiadas, y creo que el ciclo en mi trabajo ya terminó. Pero salirme de mi trabajo no es cualquier cosa, el conflicto está cuando se han asumido más responsabilidades, y la situacion económica no es la mejor para todos… eso sí que se ha vuelto un conflicto.

Lo único que me queda es esperar, a que el momento llegue, a final de cuentas, ese es el primer paso para cerrar los ciclos.

27.5.09




Me he dejado crecer el cabello, no se exactamente que puede significar, hasta me hice tupé ... lo que si, es que mi rostro tomó otra forma, es como si fuera otra persona, distinta a la que fui en la universidad o sólo algunos años.

Tengo mi cabello largo, demasiado a comparación de otras vidas...
Pili también trae su cabello largo... y tu Pili ¿por qué te dejaste crecer esos filamentos?

28.3.09

Canal 11 a nivel nacional...

Es un gusto leer en el periódico, la buena intención del Pdte. Calderón, quien ha ordenado a la bola de vividores (o sea sus distinguidos colaboradores de las secretarías)que el canal 11 IPN, sea un canal abierto a nivel nacional.

En Tijuana, afortunadamente, ya lo tenemos como una opción, pero al ir a otras ciudades, los canales son los de siempre. Así debería de pasar con el canal de la UNAM o el Canal 22 de Conaculta, pero el mismo sistema, leyes y de más, no permiten que tengamos las opciones más que el de los monopolios.

Ahora sólo falta ver que en realidad, a lo que dijo Calderón como comentario, se lleve a la práctica. Pero no sólo eso, también se deberá buscar que las televisoras públicas tengan la oportunidad de crecer y producir más programas nacionales de calidad cultural y educativa, con leyes que las favorezcan... pero como dije, no creer hasta ver.

La nota aqui

14.3.09

No crean que soy una holgazan(a), pero el trabajo ha extraido de mi casi hasta el liquido de los huesos... debo aceptarlo, estoy algo cansada, aturdida, antisocial.

No tengo ninguna necesidad de nada, sólo de dormir y de unas vacaciones...

en fin...
sólo para que no me olviden.

8.2.09

Como si la ciudad se hubiera purificado; la lluvia se ha llevado miles de cosas: tierra, basura, viejos recuerdos, algo de sangre en alguna calle, y mucho mas; ha limpiado a los arboles, las casas, los parques, las banquetas, y dejado que el proceso de oxidacion en cualquier metal se acelere... pareciera que no ha pasado nada, que uno puede caminar tranquilamente por el centro o por la colonia, andar con la bolsa cargada al hombro, casi descuidada. Pero mañana sera la de siempre, la Tj de siempre.

Robots, inteligencia artificial y seres humanos

Este es un ejercicio que hice para una clase de Desarrollo Humano de la Lic. de Mercadotecnia. Por Lizeth García Peña La industri...