29.12.08


Se siente la diferencia entre una ciudad y Tijuana... lo siento, pero así es.

La realidad que impera en nuestra apreciable ciudad, es brutal... las patrullas no dejan de llorar por las calles; corren por las vías citadinas como lamentos que recuerdan el caos social.

Sí, La Paz hace honor a su nombre, hay paz, tranquilidad... las personas paseaban tranquilas buscando sus regalos, no había prisa, sólo de que la Navidad estaba a unas cuantas horas, pero de ahí, la parsimonia iba por delante.

Una semana sin ver las noticias, sin saber si llovió o hizo aire, sin la cuenta de los muertos, balaceras, encajuelados, ataques a las autoridades de seguridad pública, nada así de simple...

El mar azul, el desierto, los atardeceres calientitos, y perros por doquier (los caninos fueron parte curiosa de este viaje), un viaje relajante, un parentetesis a la sicosis (junto al resto de los tijuanenses) que vivo y al estrés...
Gracias Bilo, por el paseo...


18.12.08

Otra vez... un año mas... y como en estos últimos que han pasado, el aprendizaje ha sido a pasos agingatados. Pero esta vez, al equivocarme, he aprendido lo que no debo hacer, decir y decidir... a ser mas desconfiada, y no por la violencia, que ya de por sí la paranoia ya la tengo desde hace tiempo, sino a no confiar en las personas que alguna vez estuvieron muy cerca de mi.

Dejé de hacer muchas cosas, que siempre he disfrutado, pero profesionalmente pude medir mi capacidad. Creo que sí la armo... :) Esa oportunidad de crecer, también hizo que perdiera a lo que más amo: a mi pequeño saltamontes... aunque no fue por mucho tiempo, pero sí el suficiente para entender cual es el motor de mi vida...

Otro año mas, lleno de amor y trabajo, mucho trabajo... y proyectos de un próximo futuro, al parecer no muy lejano...

que pasen feliz navidá y un inicio de un excelente año, nos lo merecemos.

Mientras cuidas exámenes

Consejos para profes  Cosas que puedes hacer mientras aplicas exámenes semestrales, sin dejar de tener un ojo de águila, y que no pued...