7.6.08

Debo aclarar que este poema lo escribí hace tiempo... así no se asusten, que el cuervo esta más vivo que nada...
Cuervo

A Pedro López Solís


Te veo, cuervo
siempre con tus alas largas
negras,
amplias
con aire entre ellas
caricias transparentes.

Hoy me has dicho
que la vida se acabó,
se pintó de negro plumaje
y tu vuelo se ha debilitado.
El sol ha decidido llevarte con él
a su ocaso.

Abre tus alas, cuervo
extiéndelas,
dile a la luna que te regale
las noches eternas,
y te ilumine con su tenue resplandor.
Dile que quieres volar
suspendido a medio cielo.
Dile al sol
que te obsequie su lozanía
y un rayo de luz.
Dile que aún tienes carcajadas para estallar,
ganas de empuñar la pluma
dejar versos flotando.

Cuervo
aférrate al suave rocío de las mañanas,
que no decaiga tu vuelo,
no guardes tu cuerpo,
no esperes a que el día se extinga.

Cuervo, canta como siempre
grazna a los cuatro vientos
grita la injusticia del mundo
pero no calles.

Te veo, cuervo
tienes el brío libre y alto
recorres tierras ocres,
y posas meditabundo
al filo de una barra.

Cuervo, dile a los astros
que tus ojos conservan
los recuerdos azules del cielo.
Tus palabras todavía explotan
sobre los aires y el papel.
Diles que has aprendido a vivir…
Diles que quieres volar…

Abre tus alas negras
y vuela firme
que todos te seguimos
en este viaje.

Robots, inteligencia artificial y seres humanos

Este es un ejercicio que hice para una clase de Desarrollo Humano de la Lic. de Mercadotecnia. Por Lizeth García Peña La industri...