12.11.07

Sexo sin pudor y sin lágrimas…
Mujeres poetas sin tapujos:
Nuestra cama es de flores



(texto escrito para El Arte de Vivir)
Siento, pienso, quiero, deseo, saboreo… con estos verbos en mente se debe leer la antología de poesía erótica Nuestra cama es de flores / Our Bed is Made of Flowers (Cecut, 2007), compilada por Roberto Castillo, con la particularidad de que es la primera vez que se reúne obra de poetas mujeres de la región.

Pero aquellos que pertenecen al sexo masculino, deberán leer con ojos de mujer a las 42 poetas bajacalifornianas, pues encontrarán que también las féminas, muy en su intimidad (y otras no tanto), también siente el deseo sexual mezclado con el amor, la pasión, las emociones y el cuerpo.

Todas ellas expresan su erotismo desde su perspectiva, algunas muy apegadas a sus deseos carnales y otras más en términos espirituales, pero todas, al final de cuentas, con la llama encendida.

El Centro Cultural Tijuana editó este libro bilingüe, que es el primero con esta temática, para celebrar sus 25 años, y el poeta y melómano Roberto Castillo, tuvo la encomienda de realizar este trabajo.

Castillo, como explicó en la presentación, el pasado mes de octubre, eligió y dividió el libro en tres generaciones, donde incluyó a las poetas de larga trayectoria como Gloria Ortiz, Esalí, Elizabeth Cazessús, Yvone Arballo, Ruth Vargas, Rosina Conde, por mencionar algunas, hasta llegar a las más jóvenes como Margarita Valencia, Paty Blake, Abril Castro, entre otras.

El compilador detalló que la idea era mostrar el erotismo de las mujeres, sobre todo de las poetas regionales, porque siempre se piensa en los poetas hombres y se difunde la sexualidad y el deseo desde los varones, pero pocas veces se explora la obra de las mujeres con esta temática.

También comentó que su interés era rescatar el trabajo de las poetas, y destacar la fineza femenina expresada en la palabra, por lo que no incluyó ningún tipo de currículum, sino que los lectores reconocieran el trabajo mismo de estas mujeres, independientemente de la trayectoria.

Así, desde temas que incluyen el sexo cibernético hasta llegar a las sábanas de la cama; o las posturas más extravagantes hasta un simple pensamiento, se desborda en cada verso, sin inhibiciones y sin tapujos.

Castillo añade en la introducción que la crítica regional ha demeritado el trabajo poético de las mujeres, con argumentos como “falta de oficio poético, demasiado realismo, ausencia de metáforas, feminismo resentido, escritura atrabancada, etc.”, lo que para él no corresponde con las obras de las mujeres.

La poeta Lina Zerón, en su texto incluido en la contraportada, dice: “Mujeres que filtran la vida a través de la pasión, las mujeres que han caminado casi todos los caminos y que continúan afilándose el corazón cada madrugada para gritarle al mundo que los suspiros que les vuelan por dentro de la piel no se desaniman ante la crítica sobre las mujeres que escriben poesía erótica”.

Leer Nuestra cama es de flores se vuelve un deleite y una provocación para cualquiera que se sumerja entre las palabras más cachondas y sugestivas, incluso, como dijo una de las asistentes a la presentación, sirve de guía para el amor… ¿será?

Algunos poemas que se compilaron en la antología...


Correo electrónico
de Ruth Vargas Leyva

No me prometas seducirme
con base en tus correos,
ofrecerme caricias,
llenarme a besos,
no me ofrezcas sexo virtual.

Muéstrame tus herramientas
selecciona el formato
y ven a insertar
sin nota al pie,
sin salto,
sin comentario.


Ganas de ser mujer
de Chuyita Yuriar

Hoy tengo ganas infernales
de amanecer en un hotel
enredada por la densidad
de ése que me gusta tanto.
Traigo deseo en mi vientre
hambre de un buen filete
o de una fuerte tormenta
para calmar este fuego que me arde.

Quiero con toda mi alma
darme con ése
sin normas ni leyes
o principios que me estorben.

Ansío descaradamente
descargar mi energía sexual
en una presa de hombre
que me vuelve loca de placer.

Quiero gritar que tengo ganas
de sentir a flor de piel
lo que siente una mujer
cuando tiene ganas.

****
de Mara Longoria

Me descubro mujer
me descubro íntegra, obscena
me descubro un lunar en la espalda
y el nacimiento del vello público
cubriendo la infernal ansiedad de ser tocada.

9.11.07

Las caras de la poesía onírica...

Una vez más comparto mi amor con ustedes, al compartir este poema que me envió mi amigo Daniel Cota... se los dejo a su consideración...


La poesía son las flores que crecen en mi pecho,
es el campo de las emociones,
el fuego del infinito cielo.

La poesía es la carne intangible,
es una muralla de hielo que detiene las barcas,
es la sangre del cielo, el eterno firme filamento.

La poesía es el automóvil del viento,
el movimiento del éter por la vida,
el desorden del mutilado firmamento.

La poesía es el ave que planea en un paisaje del alma desierto,
es la historia que se escribe en diferentes idiomas,
es la clave del eco de nuestro mirar.

La poesía es una huella que describe la música del cosmos,
es la virgen que distrae al orgullo,
es la miel que me como a besos.

La poesía es el canto de las miserias,
es la condensación del éxito de la naturaleza,
la mortificación del hambre y las guerras,
la madera del bosque interno del hombre enamorado.

Es el recuerdo del olvido.

Las armas del poeta son los ceniceros de las faldas de volcanes,
son momentos inhumanos, jóvenes
eternos, mar sin contención,
son los ángeles de lo sustancial.

Las herramientas del poeta son la vid de la flora,
son los fantasmas del
tiempo inespecífico,
son los colores y el silencio.

Los cabellos de las muñecas son la imagen de lo mítico,
Las pestañas de las muñecas son una distribución de fantasías,
El plástico de los juguetes es la casa de las mentiras,
La piel del cielo es la vida de nuestros sueños, pirámide de los
anhelos del escritor.

El cariño del Sol es emitido al Infierno,
El cariño de la Luna es irradiado al Paraíso,
El Planeta recibe Amor de las Estrellas y las distancias no son obstáculos,

La moneda del escritor puede comprar destinos emocionales,
Las obras del maestro cobran vida en el sensible escultor del arte,
Las miradas se pierden como garzas en un espacio plano y sin final definido,
Las voces se derraman entre la saliva salvaje del analítico
profesor de cultura del alma,
La ternura es desbocada como río de lágrimas convertido en palabras escritas,
Las arterias del animal son ataviadas entre ropajes del pensamiento libre,

La Libertad es el caudal que transporta a la alegría,
es el brillante tesoro que encuentra el Hombre al
final de sus actitudes honestas,

al final del mundo de la expresión.

Robots, inteligencia artificial y seres humanos

Este es un ejercicio que hice para una clase de Desarrollo Humano de la Lic. de Mercadotecnia. Por Lizeth García Peña La industri...