27.5.07

LA PEPENADORA

Soy la pepenadora de palabras,
las busco los martes y jueves por las calles,
cuando la gente las saca
para que el camión se las lleve
y no molesten más;
las busco entre los botes,
alguna que pueda servirme
y otra que me explique
porqué ya no las quieren.

Soy la pepenadora de esperanzas,
las busco en el fondo de los tambos,
siempre con el deseo de que alguien haya extraviado una.
He encontrado varias entre papeles,
cáscaras de frutas y desechos,
son medicina que ayuda a reavivar el corazón

Soy la pepenadora de historias,
cada semana me asomo a buscar entre los escombros,
alguna que me cuente lo que le pasó
al niño de la casa azul,
que me narre por qué el vestido de novia
yace ahí olvidado,
hecho pedazos y sucio por el polvo.

Soy la pepenadora de lo que ya nadie quiere;
me llevo a mi casa el muñeco sin pata,
el suéter que antes era rojo y ahora es rosa tenue,
y las cartas de amor que ya nadie lee.

Soy la que busca y busca
y encuentra todo
cada martes y jueves
cuando pasa el camión de la basura
avisando escandalosamente
“ya vengo por lo que nadie quiere”.

6.5.07

"Te vi venir" de Sin Bandera

De manera particular, hay muchos grupos que me parecen muy similares, sin embargo este dueto le tengo un gusto especial. Así que comparto esta canción que me gusta mucho...




2.5.07

Crónicas no tan marcianas VI

¡Mamá! ¡maaaaa! se oye el grito del pequeño de seis años cuando más. Gritaba desde el camellón frente a la Plaza Carrusel, su mamá estaba en el otro extremo de la calle, esperando a que la luz cambiara a verde para ir a la esquina. El ruido de los motores de decenas de carros, no dejaron que la voz alcanzara a la mujer morena.

Ante el fracaso de no ser escuchado, el niño se dio la vuelta, con sus dos pelotas de colores, las lanzó al aire sin querer impresionar a nadie, por la destreza de atraparlas sin que se le cayeran a la calle. Caminó hacia su mochila, que estaba tirada, buscó entre pocas cosas que traía dentro, se llevó a la boca unas papitas.

La flecha verde me anuncia que ya es el turno de cruzar. El pequeño quedó atrás, esperando a que el semáforo se pusiera en rojo para hacer malabares con sus pelotas. Esto en cada esquina de la ciudad.

Robots, inteligencia artificial y seres humanos

Este es un ejercicio que hice para una clase de Desarrollo Humano de la Lic. de Mercadotecnia. Por Lizeth García Peña La industri...