16.4.06

Rumbo a la mediocracia

Sorpréndete reacción de rebeldía tuvo el 29 de marzo el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), al pasar durante todo el día sólo una canción, seguido del spot el cual rezaba: “Un país sin pluralidad de medios de comunicación sería como escuchar la misma canción todo el día... Las modificaciones a la Ley de Radio y Televisión reducen la posibilidad de crear opciones. El Instituto Mexicano de la Radio no está de acuerdo ¿y tu?”, de esta forma el IMER repitió este mensaje en las 17 estaciones que tiene distribuidas por todo el territorio y solicitó a sus radioescuchas que enviaran sus opiniones.

Y no era para menos, ya que las reformas propuestas a la Ley de Radio y Televisión (LRT) prácticamente dejan fuera a las estaciones de radio públicas, comunitarias, indígenas, etcétera, así como la televisoras independientes, del espacio electromagnético, porque entre los tantos cambios, se piden a las estaciones de radio la digitalización de su equipo, cambio que resulta muy costoso para este tipo de estaciones públicas y comunitarias, porque apenas si les conceden presupuesto para operar. Pero lo peor de todo (digo, además de dejarnos sin opciones a los mexicanos), es que los consorcios Televisa y TV Azteca tienen todas las de ganar, esto es, en vez de que el gobierno licite los canales, se los entregará al mejor postor, así que si una comunidad desea obtener el permiso para operar un canal o estación de radio, pues tendrá que dar un buen dinero, claro si Televisa o TV Azteca no les gana con la oferta.

La aprobación de las reformas a LRT no han concluido, pasó por la Cámara de Diputados de manera unánime, y pasó por la Cámara de Senadores con 80 votos a favor que fueron emitidos por miembros del PAN y del PRI, y 40 en contra, del PRD y el PRI, y es que los senadores, y también diputados, vieron los intereses pero no precisamente los del pueblo, sino los de ellos y de sus candidatos. Ya que mejor desaparezcan los tres poderes de gobierno, y se los entregamos a Televisa, TV Azteca y Telmex.

hora sí, como lo expresó el IMER en aquel día de una sola canción, los mexicanos nos quedamos sin opciones, nos tragamos lo que nos dan, ya de por sí, además entramos al mundo de la mediocracia, donde las televisoras dictarán que es lo “bueno” y lo “malo” para el país, qué candidato debe ganar y cuál no, qué se debe pensar y que no, en fin, dictarán la vida de México.

Mientras cuidas exámenes

Consejos para profes  Cosas que puedes hacer mientras aplicas exámenes semestrales, sin dejar de tener un ojo de águila, y que no pued...