19.12.06


Pues bien, ya se nos fue el año. De manera particular, a mi se fue casi en un abrir y cerrar de ojos; me pasaron miles de cosas, buenas y malas; me quedé sin trabajo, y así también conseguí otro muy distinto, que al igual que el periodismo, me da muchas satisfacciones y dolores de cabeza.

También, como cada fin de año, me quedo con la sensación de lograr mucho, pero a la vez nada. Lo peor para mi, fue la crisis de los 30, que todavía no llego (eso es lo más gacho), pero a su vez, he tenido una transfusión de juventud, por aquello de mis alumnos, que son como la chingada, pero son buenos y alocados...

en fin, luego le sigo...

14.12.06

Yo no soy fan de Metallica, me gustan las canciones que a la mayoría les gusta... ni siquiera soy metalera ni nada por el estilo, los que me conocen sabrán que tiendo a ser fresona, ¡ja! y no me importa, pero qué tal estas rolitas de Metallica. Estoy sorprendida por lo maravilloso que se escuchan sus canciones en chello, para aquellos que sólo la música "clásica" se escucha bien, aquí les dejo estos videos que me piratié del Youtube, sin el permiso de sus creadores y de los que subieron los videos.... sorry! por ellos





y qué tal este



Y esta rolita clásica...

23.11.06

Voy a traer al pelele a mecate corto: AMLO


Por Lizeth García
(para la Revista Entre Líneas)

Aún faltaban más de 45 minutos para que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegara, por primera vez, a Tijuana como Presidente Legítimo, y los seguidores ya empezaban a congregarse en la explanada del monumento de Benito Juárez, ubicado en la Vía Rápida Oriente.

Los abuelitos muy pacientes esperaban en las más de 200 sillas que se pusieron para recibir a los que respaldan al Gobierno Legítimo; otros esperaban parados en los alrededores mientras platicaban de dos, tres o más personas; los jóvenes llegaban en pequeños grupos, aún con la mochila pegada a la espalda; las familias también esperaban, y los pequeño compraban chucherías a los vendedores que aprovecharon la visita de AMLO.

Parecía que no iba llegar mucha gente, porque al principio sólo un centenar de personas ya estaban desde temprano, pero algo tiene la gente de Tijuana, que a todas partes llega a la hora indicada o unos minutos después.

A las 16:30 horas, por fin llegó AMLO, sin guardaespaldas, con la única protección de los mismos asistentes, vitoreado y aclamado por todos, que ya sumaban más de mil 500 personas.

Saludó, envió abrazos, caminó de un extremo a otro de la plataforma donde descansa la figura del Benemérito de las Américas, desde ahí, el Presidente Legítimo se mostraba entusiasmado, y quién no lo estaría ante tanto apoyo.

Con él traía dos puntos importantes para esta frontera: la migración y alto índice de criminalidad, como principales. Y es que en esta ciudad se registran 226 millones
[1] de cruces al año, de los cuales muchos van a trabajar, otros a comprar, de paseo, pero que son los que cuentan con visa, los que no, y que por muchas razones fracasan en su intento por cruzar la línea, por sufrir extorsiones, abandono del “pollero”, un clima extremoso, persecución policíaca, entre muchos etcéteras, se quedan en Tijuana, por lo que se refugian en las colonias populares (en el mejor de los casos, porque muchos se quedan en las calles y el canal que cruza a la ciudad), donde la falta servicios públicos, viviendas adecuadas, y otros factores, no permiten que los emigrantes tengan una vida digna.

Por otro lado, el alto índice de criminalidad que nos tiene atemorizados: el desfile de todas las corporaciones policíacas en la mañana, tarde y noche por la ciudad, quesque para revisar que no se vaya muy campante algún delincuente; secuestros; asaltos; muertos a diario, y que no han dado solución los ilustres azules ni tricolores. López Obrador dijo que se resolverá cuando los salarios sean dignos, los jóvenes tengan oportunidad de estudiar, haya trabajo para todos, porque las políticas que la derecha ha impulsado desde hace mucho tiempo es antisocial y antipopular, y sólo hasta entonces habrá paz.

“Este gobierno será propositivo…”, continuó AMLO, “tiene dos objetivos muy importantes, dos postulados básicos: proteger a nuestro pueblo y defender a la Nación”, y todas sus propuestas las hará llegar a través del Frente Amplio Progresista (integrado por el PRD, PT y Convergencia), como iniciativas de ley.

Destacó que desde el 20 de noviembre que se hizo la propuesta, se logró que en el Distrito Federal se respetara el precio actual de la leche Liconsa, y ya se envió otra iniciativa para reglamentar el Artículo 28 de la Constitución, que a la letra dice: “En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas…”, de la cual dijo es letra muerta, porque en México se paga más por los servicios, la gasolina, la electricidad, las tarjetas de crédito, entre otras cosas, por las prácticas monopólicas.

El tabasqueño aprovechó para enaltecer el trabajo de la mujer, por lo que seis de las doce secretarías que conforman su gabinete, están en manos de féminas. Agregó que todas merecen las mismas oportunidades, que son ellas las que hacen el trabajo más duro, y es por una de las muchas razones que el machismo debe quedar atrás, los gritos y aplausos de las mujeres no se hicieron esperar.

Sí, todos los que estaban ahí, creen en ese proyecto, da una esperanza de un México mejor, más justo, más de nosotros; un país donde la simulación, la demagogia y la corrupción es el pan de cada día. Ahí estaban los que, tal como inició su discurso López Obrador, “decidimos dejar de ser una república simulada… al diablo con sus instituciones”.

Así como llegó, sin policías, sin barreras para que la gente se acercara a él, se fue, saludando y abrazando a quienes se acercaban a su paso.

No puedo olvidar la cara de una mujer, ya de unos cuarenta y tantos, que le dice a un hombre que estaba a su lado: “Después de ésto, ¿Quién dirá que no es el presidente?”, sus ojos brillaron de gusto, mientras que detrás de mi, otra gritaba “ese es mi presidente”.

Pienso: después de ver varias veces repleto el Zócalo capitalino, y escuchar a la gente nombrar a AMLO Presidente Legítimo, ¿seguirán pensando (por supuesto los azules y tricolores) que los deseos de justicia social de un pueblo que ha sido pisoteado, desaparecerá con el tiempo?... no, yo tampoco lo creo, y ayudaremos a López Obrador a traer a Felipe Calderón, como dijo: “corto de mecate”.





[1] Según especifíca el documento FOLIO SISI No. 0411100005006, entregado por el Instituto Nacional de Migración, con información del 2005.

18.11.06

Breves culturales

Para Entre Líneas


Inauguran foro de teatro en la Benito
La biblioteca Benito Juárez, además de continuar sus servicios bibliotecarios, sigue su transformación en un centro cultural, ahora con la inauguración de un pequeño foro de teatro, el cual fue inaugurado el pasado 16 de noviembre, por el grupo de teatro La Madeja, que presentó la obra “Paso del norte” de Juan Rulfo.

Ante unas 30 personas, en el espacio fue montada la obra por el grupo tijuanense, como parte de las actividades del II Festival de la Lectura que se realizó, en dicha biblioteca.

Este foro se suma a otros espacios de reciente creación como el café literario, así como la remodelación del inmueble.

***
Concluye Festival de la Lectura con Francisco Hinojosa
Concluye el II Festival de la Lectura en la biblioteca Benito Juárez, con la presencia del escritor Francisco Hinojosa, quien compartió su experiencia en la creación de textos dirigidos tanto a niños como adultos.

El pasado viernes 17 de noviembre, el escritor ofreció una charla donde mostró su más reciente libro Hoja de papel, escrito a petición de un amigo suyo para una exposición de fotografía de caballos para el museo del Antiguo Colegio de San Ildefonso.

La historia surgió de una fotografía de un caballo blanco que salta por en medio de un aro y rompe un papel, explicó el autor de La peor señora del mundo, donde su personaje es un caballo que se llama Hoja de papel.

Durante la charla, Hinojosa, ganador del Premio al Mejor Libro Extranjero para Niños 1998, otorgado en Bogotá, Colombia, comentó que su proceso creativo ha variado tanto como escribir un cuento en cinco horas, que dio como resultado La peor señora del mundo, hasta siete años, que ya está punto de salir el libro.

El escritor, además de ofrecer una charla, en el que leyó fragmentos de su obra, también impartió un taller a bibliotecarios.

El II Festival de la Lectura, que se realizó del 13 al 17 de noviembre , participaron importantes promotores de la lectura como Benito Taibo, Benito Galvez, Rodolfo Castro, entre otros.

***
Reabren Antiguo Palacio Municipal
Después de dos años de restauración, por fin se reabrió el Antiguo Palacio Municipal, donde centenares de personas asistieron a ver el recinto, mismo que abrió sus puertas con la I Bienal de Dibujo Rafael Cauduro.

El pasado 17 de noviembre, la ciudad estuvo de fiesta, ya que el espacio fue abierto al público, con la inauguración de la Bienal, donde participaron más de 2 mil dibujos, de más de 23 países.

Completamente renovado en pisos, estructura y redistribuido el espacio, el Antiguo Palacio será dedicado en su totalidad a actividades culturales, ya que hace unas semanas un grupo de ciudadanos proponía unas oficinas administrativas.

El inmueble contará con un museo de historia, una galería de arte, el archivo histórico de Tijuana, un auditorio, café literario y espacios para eventos al aire libre, así como oficinas del Instituto Municipal de Arte y Cultura, entre otros sitios.

I Bienal de Dibujo Rafael Cauduro.
Los ganadores de esta bienal, fueron Sergio Galván, Martha Patricia González y Flor Minor, quienes además de su premio económico, del cual suma cerca de 100 mil dólares, recibieron un reconocimiento y el agradecimiento por su participación de parte del Alcalde, Jorge Hank Rhon, quien inauguró la muestra artística.

9.11.06

Tijuana no

Con esta me emocionaba en la secu...

El Manu Chao

Una vez se me ofendieron en la uni por poner de fondo esta rolita en un video, pero la neta, es pura neta... sorry por los tijuanenses, pero es la neta...

1.11.06

Quiero compartir el poema de Bertolt Brecht, estoy segura que muchos de ustedes ya lo han leído, sin embargo queda a la perfección a muchos de nuestros amigos, que no dicen nada ante las broncotas de nuestro país.


PRIMERO COGIERON...

Primero cogieron a los comunistas,
y yo no dije nada por que yo no era un comunista.
Luego se llevaron a los judíos,
y no dije nada porque yo no era un judío.
Luego vinieron por los obreros,
y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista.
Luego se metieron con los católicos,
y no dije nada porque yo era protestante.
Y cuando finalmente vinieron por mí,
no quedaba nadie para protestar.

20.10.06

a preguntas necias, oídos sordos...

¿Para qué sirven los retenes?
¿A quiénes han detenido? ¿a los peces gordos o más bien a los ciudadanos comunes y corrientes que se parten en la madre todos los días al ir a trabajar?
o ¿acaso es sólo atole con el dedo, hacer como que trabajan en contra de la inseguridad, mientras estamos en un ambiente, casi, de toque de queda?
Así es, estamos los tijuanenses en ambiente de secuestro, no sólo por los maleantes, narcotraficantes, mal vivientes, etcétera, ahora también estamos secuetrados por la misma policía, que en cada esquina se pone a "disque" a revisar a las personas para detectar maleantes,
mientras que casi en su narices secuetran a personas...
Estos hombres de azules, aprovechan la situación para dejarse sobornar por las personas que vienes de echarse unas cervecitas...

las notas nuestras de cada día...
Secuestra comando a una persona en Otay

Fracasa coordinación: 6 secuestros en 15 días

5.10.06

Próximamente la escritora Julieta González Irigoyen, presentará el relanzamiento de su novela Las mujeres de septiembre, organizado por Acanto y Laurel, dirigido por Aída Méndez.El próximo jueves 12 de octubre, en la Sala de Usos Múltiples del Cecut, 7:00 p.m.
Aquí les dejamos un link, donde encontrarán la entrevista que Lizeth García hizo a la poeta: AQUI

26.9.06

El asesinato de Elena Garro




Después del escándalo que suscitó la apertura de documentos al escrutinio público, por parte del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), donde, supuestamente, la escritora Elena Garro fue una espía del gobierno, vale la pena leer el libro El asesinato de Elena Garro (Editorial Porrúa, 2005) de la investigadora Patricia Rosas Lopátegui, que ya de entrada sugiere el enfrentamiento y los problemas que la escritora afrontó en vida.

Y aunque se escuche escandaloso el título, es la metáfora que Rosas Lopátegui utiliza para señalar el silencio a la que fue obligada a guardar la autora de Los recuerdos del porvenir, como lo señala en la introducción.

Es en esta parte, que la catedrática de la Universidad de Nuevo México, en Estados Unidos, explica a qué se refiere con asesinato:
“… Garro padeció el sentimiento de muerte o aniquilamiento… en diferente formas y matices: la destrucción de su carrera, la intimidación y el rechazo manipulado por la opinión pública; físicamente sintió su mortalidad en 1968, y en los últimos treinta años de su existencia sólo conoció un hambre feroz y una soledad mortífera” (p. 33).

Con este párrafo, Rosas Lopátegui resume el tono que llevará el resto del libro, donde Octavio Paz, los funcionarios del gobierno y los intelectuales se vuelven en contra de Garro.

En El asesinato de Elena Garro, la investigadora revela el trabajo periodístico de la escritora mexicana, y digo revela, porque fue una labor poca difundida, además de que las publicaciones, muchas de ellas, se perdieron y se tuvieron que transcribir por el estado en que se encontraba el papel del impreso. Entre los rotativos en los que publicó Garro, y que Lopátegui rescata, son Presente y Por qué, y en la revista Mañana.

El trabajo de investigación, desde su índice, es minucioso, muy bien organizado, lo cual se puede encontrar el trabajo periodístico de Garro clasificado en décadas, que se inicia en los años 40, y finaliza hasta los 90.

De ahí que la autora de El asesinato de Elena Garro hace un estudio muy detallado de la obra periodística, que lo circunscribe dentro de la vida personal de la escritora, lo que nos permite conocer su relación que llevó con el Premio Nóbel, Octavio Paz; la amistad con Carlos A. Madrazo; Rubén Jaramillo, entre otros. A través de sus textos, Rosas Lopátegui extrae fragmentos que la llevan a deducir dichas relaciones con estos hombres.

Pero además, muestra la faceta crítica y rebelde de Garro, que la llevaron a hacer innumerables denuncias en contra de los gobiernos en turno, de los terratenientes que asesinaban con impunidad a los campesinos, y sobre todo, a dar golpes en contra de los intelectuales que se decían de izquierda, pero guardaban silencio ante los atropellos del gobierno.

El dato curioso, y tal vez de aquí venga la idea de que Elena fuera espía, es que ella era anticastrista, anticomunista y católica, pero no por eso delatora, pues lo único que hizo, según el análisis de la investigadora, es denunciar, con su pluma, a los intelectuales que se decían comunistas, pero en la práctica guardaban silencio, los cuales fueron vigilados al igual que Garro, por el gobierno.

Sin duda, El asesinato de Elena Garro es un documento valiosísimo tanto para los que estudian la literatura mexicana, como para los que nos dedicamos al periodismo, además que nos acerca al lado más combativo de la escritora.

1.9.06

"Actualmente son más escritores": José Emilio Pacheco.


Publicado en la edición impresa #16 de Entre Líneas

Por Lizeth García

Preocupado por los tiempos vertiginosos de la sociedad actual, que se acostumbra, en un abrir y cerrar de ojos, a los cambios tecnológicos, José Emilio Pacheco cuestionaba constantemente a los jóvenes que nos encontrábamos con él, en el pequeño restaurante del Hotel Kino, en Hermosillo: “Yo quiero saber, cómo es que siguen leyendo algo que escribí hace más de 25 años”, y cada que recordaba, regresaba a ese punto la conversación.

“Yo no me imaginaba el 2006 en 1981, todo ha cambiado. Vean nada más lo que ha sido la transformación de nuestra vida cotidiana en los últimos 15 años, un mundo sin internet, sin teléfonos celulares, ya ni siquiera recuerdo qué estaba de moda en los libros en 1981, si hubiera querido escribir un libro de moda no lo leerían hoy…”, en una de esas comentó el escritor agobiado con tan sólo pensar en los avances de la tecnología.

Con un tono franco, José Emilio agregó que nunca pensó que su libro Las Batallas en el Desierto lo leerían más allá de cinco personas, y volvía a insistirnos a los cuatro jóvenes, casi treintañeros, cómo es que nos gustaba su obra, “Me sorprende tanto, yo pensé que mi libro lo iban a leer cinco personas”.

La plática, aderezada con un café hirviendo, pese a que la temperatura en esos días fue de 48 grados, el poeta resaltó que sus novelas, no son nostálgicas: “Otra cosa que me dicen '¡ay! me encantó su libro porque es tan nostálgico', no es nostálgico. Nostalgia es decir 'fue mejor el pasado que el presente', ¡no!, el pasado fue tan terrible como el presente, es la memoria, es recordar, pero no decir 'era”.

“Acuérdate de lo que decía de los que maldecimos el progreso, y que horror la contaminación, es cierto, pero nada más imaginemos un mundo sin anestesia, es imposible. Acuérdense en la época de la Revolución, tan importante entre Sonora y Chihuahua, no había comunicación directa, tenías que subir por Estados Unidos y bajar para llegar”.

Conforme pasaban algunos de los escritores por la puerta principal del restaurante, porque todos los invitados que llegaron al encuentro de escritores Horas de junio, fueron hospedados en aquel hotel, se acercaban para saludar al poeta, que una noche anterior fue homenajeado frente a más de 300 personas que se congregaron en el auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia.

Mientras veía a algún escritor conocido, de repente a José Emilio le asaltaban ideas que lo alejaban de la conversación para comentarlas. Entre esas fue su encuentro con el hijo de Álvaro Obregón, tal vez porque estaba en tierras sonorenses, ciudad que vivió la Revolución Mexicana, y que dio uno de los caudillos más reconocidos, el escritor dijo: “Me pasó la cosa más extraordinaria, estaba hablando de las cosas que se parecen del asesinato de Obregón, y es el modelo del asesinato de Colosio, y que de repente veo que entra Álvaro Obregón, 'Alvarito', el hijo, yo me quedé horrorizado, un fantasma, porque se parece muchísimo”, después comentó las semejanzas entre el asesinato del caudillo, con el de entonces candidato a la presidencia, en 1994, y cómo es que la canción “La culebra” es el guión de esos dos asesinatos, que, para variar, los que recuerdan el momento del asesinato de Colosio, estaba de fondo, mientras le dieron muerte en Lomas Taurinas, en Tijuana.

El problema de los escritores de hoy, es que son muchos.

Estar al tanto de las nuevas plumas que surgen en la actualidad, el autor de Las batallas en el desierto dijo que le es imposible conocer a todos, porque ahora son más los que escriben, que publican libros, que colaboran en revistas e incluso en internet.

“Ustedes tienen algo terrible, que es el número, o sea, cuando yo tenía su edad, éramos 15 aspirantes a ser escritores, cosa que sí me hace sentirme muy mal, no tengo tiempo de tratar a nadie, y a mi me recibían los escritores en sus casas. Por ejemplo, yo iba a ver a Alfonso Reyes. ¿Cómo encontraba tiempo? y otra cosa que nos parecía ridículo, pero era un acto heroico de Reyes, es que tu le mandabas un libro y él te contestaba una cartita, ¿cómo lo hacía?, claro era otro mundo, que hoy está transfigurado”, comentó el poeta, y reiteró: “Pero también la primera diferencia entre ese mundo antiguo y el de hoy, es que somos muchísimos (escritores)”.

Los talleres literarios, la comunicación, “cuánto hubiera querido tenerlos, a mi nadie me enseñó, yo tengo unos textos horrendos, que pensé que nadie iba a leer, a mi nadie me corrigió, a mi nadie me leyó”, continuó un poco alarmado.

José Emilio Pacheco resaltó que ser escritor es como cualquier oficio, se tiene que trabajar mucho para perfeccionarse, entender que los elogios no llegan fácilmente, “deben darse cuenta que es un trabajo como cualquier otro, el cual deben aprender las reglas”.

Al tratar el tema sobre ser escritor y cuánto vale el trabajo que realiza, el autor de Morirás lejos, comentó que escribir textos no se le da mucho valor, por lo que se cree que no se debe pagar.

“Y eso es importante saber, que nadie lo sabe, y es que me dicen ¿cuánto quiere usted cobrar por esto? Creo que deberíamos cambiar de nombre, no decir 'soy poeta, soy pintor', sino decir 'soy técnico en ediciones de prosa y texto', algo así”, comentó en tono de burla.

“Me han dicho: 'le vamos a pedir que nos haga un prólogo de 40 cuartillas, para una cosa sobre arte de zinzunzan', '¡ay! maestro (por eso es que odio la palabra 'maestro', cuando oigo la palabra, ya sé a lo que vienen) fíjese que el pago del texto no está contemplado', y le digo: 'pero usted cobra por su trabajo, y el que hace el papel, y el que toma las fotos les pagan', o si no, esto es más ofensivo cuando le dicen: 'oiga yo pensé (me decepciona mucho) que a usted no le interesaba el dinero”, dijo en voz baja y se acercó a nosotros para casi secretear.

Con los medios de comunicación y la publicidad, han degenerado al escritor, hasta convertirlo en una comedia, retomó su crítica a la actualidad, “pero de ahí viene el problema, un Dan Brown, ese es el fenómeno actual de la concentración. Se concentra la fama en una persona. Yo vivía, era un mundo que había una clase media literaria, una diferencia radical entre ustedes y nosotros, es que no había becas, no había talleres, no había nada, y uno se ganaba la vida con articulitos, traducciones y todo eso”.

Las nuevas formas de promover a los escritores y sus obras, han llevado a sustituir a los que escriben reseñas, a los que son críticos, por las entrevistas en televisión: “A mi lo que me horroriza, es que cuando alguien ha publicado varios libros, uno se pregunta donde están las reseñas. Nosotros publicábamos un libro, aunque fuera a favor o en contra, pero había reseñas. Ahora tienes entrevistas y programas de televisión, pero no hay reseñas”.

21.8.06

Escandón se sube al trailer de su infancia

Publicado en la edición 15 de Entre Líneas

Por Lizeth García Peña

Con sus manos llenas de pulseras y colguijes, María Amparo Escandón llegó a Tijuana invitada por Yolanda Morales, para presentar, ante los medios, su más reciente novela. Desde la oficina de un canal de televisión, la autora de Santitos recibió a cada periodista que aprovechó su corta estancia en la ciudad para hablar de su más reciente novela González e hija.
Detalló cómo es que se introdujo en el mundo de las letras, que la llevó a trabajar como publicista por muchos años, porque le permitía contar historias. No fue hasta su novela Santitos, que la literatura le dio para vivir como escritora.

Cuando escribiste Santitos, ¿escribiste para que muchos te leyeran o sólo para un grupo? Porque muchos dicen que escriben para ciertos grupos y otros dicen que para todos...
Desde los siete años siempre he escrito historia, cuentitos, pero siempre era un poco como de la realidad, o si la realidad me parecía muy aburrida, me escapaba a un mundo más divertido, que en el colegio, que estaba en segundo de primaria, me parecía aburridísimo, pues mejor me metía a ese mundo de fantasía y claro, segundo de primaria lo reprobé porque obviamente no sabía cómo manejar la situación.
Eso sí, mis cuadernos llenos de historias y de cuentos.

¿Por qué te interesó el tema de los santos, como para abordarlos en una novela?
Toda mi vida ha sido algo como una cosa muy personal, un hobby, alguien que le gusta el tenis, por ejemplo, y para mi era mi hobby, mi gustito que me daba.
Siempre era escribir, sacar unas fotocopias y regalárselas a mis amigos. O sea esas eran mis expectativas.

¿Dónde creciste? Los santos en todo el país están presentes, pero hay ciertos sectores de México donde la cultura del catolicismo está más arraigado...
Yo crecí en el D. F. ahí nací y crecí, también medio vivía en el estado de Hidalgo, en Tulancingo, ahí mi familia tenía un rancho y entonces los fines de semana nos íbamos para allá, de ahí es originario el Santo (suelta la risa). También, por el lado de mi mamá, mi abuelito tenía una granja de naranjos en Fortín de las Flores, en Veracruz, y yo viajaba mucho para Veracruz para pasar el verano allá, y entonces me encantaba la cultura jarocha, por eso ubico Santitos en Tlacotalpan, porque siempre me ha fascinado ese pueblo y lo conozco desde niña.

¿Qué nos puedes decir de esta novela nueva Transportes González e hija?
Es una historia de la frontera. Lo que más gusto me da, de vivir cerca de la frontera, es poder ver la cultura fronteriza, observarla y apreciarla, y cada vez me fascina más, porque realmente es otra cultura.
Quería explorar la cultura de la frontera y todo lo que es el “espanglish” y todas esas palabras, yo soy lingüista...

Aparte lo vives de cerca, porque vives en Los Ángeles...
Allá se usa muchísimo, y pues la gente habla mucho así, siempre me ha parecido impresionante. Como lingüista, me doy cuenta que el idioma es dinámico siempre en constante cambio.
Hay como que oleadas de influencias, primero el español, que antes de serlo era latín, luego se fue degenerando hasta que se hizo español. Luego llegaron los árabes, cuando invadieron a España y nos regalaron un montón de palabras, y después la conquista, los Nahualts y los aztecas le regalan muchas palabras como papalote, aguacate, chocolate... y luego la tercera gran oleada de influencia es la mezcla de la cultura mexicana y la cultura norteamericana, que se da en toda la franja fronteriza y eso a mí me fascina poder presenciar esta mezcla de dos idiomas. Y no sólo eso, sino también la cultura, que además los nombres de las ciudades sean mezcla de los lugares como Mexicali-Caléxico (suelta risas) ¡qué padre! Porque, qué quiere decir Caléxico, California y México, y qué quiere decir Mexicali: México y California.

¿Tiene relación esta novela con Santitos?
No nada, aunque de repente por aquí aparecen “Esperanza” y “El Ángel”, se echan su “cameo”, como dicen, van de pasadita.

¿Cómo fue tu experiencia con esta novela? Porque por ahí leí que te involucraste con personas que son traileros y visitaste una cárcel de mujeres...
Como quería abordar estos temas, y no sabía mucho de ellos, pues tuve que hacer investigación de campo. Me llevé mi grabadora, mi libreta, mi cámara y a viajar con camioneros y ahí duré un año, no que no regresara, me iba una semana y volvía, porque tengo hijos.

¿Qué descubriste con las mujeres que visitaste en la cárcel?
Yo quería, con este libro concentrar a un grupo de mujeres a convivir día y noche, que mejor que una cárcel, ahí si no podía salirse. Y quería saber qué pasaba día y noche todo el tiempo con un grupo de mujeres, pues se crean alianzas, se crean amistades, enemistades, odios, pero odios de arañazos.

¿Por qué hacerlo con mujeres?
Yo creo que las relaciones de las mujeres son muy apasionadas. Cuando es tu amiga, es tú amiga, das la vida por ella, pero cuando es tu enemiga, pobrecita, la haces pedazos. Yo creo que eso siempre me ha interesado, y yo no tengo muchas amigas, es un poco de esa nostalgia de tener un grupo de amigas súper sólido, que se desarrolla en esta cárcel.
Además “Libertad”, que es mi personaje principal se hace amiga de una vietnamita, que cae de chiripa en la cárcel de Mexicali y no pueden ni comunicarse, porque no hablan el mismo idioma, pero se hacen amigas, ese tipo de cosas.

¿Cómo ha sido esa relación entre la publicidad y la literatura?
Pues mira, de algo hay que comer ¿no? Yo desde que salió Santitos, no había vivido de la literatura, al contrario, me había costado, porque escribía un cuento y me iba a “copicentro” a sacar copias y eso me costaba, y fue hasta Santitos que ya cambiaron las cosas. Yo soy comunicóloga y de todas las áreas de comunicación, me gustaba publicidad, porque podía escribir, o sea, de alguna manera podía escribir historias, entonces mis comerciales de radio, folletos, tele, todo lo que escribí en publicidad eran historias, de alguna manera hacía lo que me gustaba y también en televisión era una peliculita, y por 17 años hice publicidad en Los Ángeles. En cuanto salió Santitos, adios publicidad.

Te has dedicado de lleno...
De lleno y me encanta.

De alguna forma Santitos te crea expectativas con esta nueva novela.
Dicen por ahí, y creo que tienen razón, que la novela más difícil es la segunda, y sí. La primera novela, no hay expectativas, por lo menos yo, Santitos la escribí por diversión, un reto personal, quiero aprender inglés, eran retos muy personales. Después del éxito que tuvo, cómo superas un éxito así, te paralizas, ahora si hay expectativas, ahora sí hay lectores, hay editoriales, hay medios, hay un montón de gente esperando saber qué va hacer ésta ahora. Tuve que pasar por un proceso de “coco wash”, de autoconvencimiento, de que para mi sigue siendo el recreo, no la clase, sigue siendo el “coffe break”, no la”chamba”, una vez que logré posicionarme aquí, una vez que dije que voy hacer lo que se me antoja, que es divertido porque me voy a pasar un buen rato haciéndolo, me voy a olvidar de que hay editoriales, de que hay críticos, medios, me voy a encerrar en mi casa y me voy a divertir, porque si me hubiera quedado en ese rollo, no sale nada, por eso hay tantos autores que nada más escriben una obra, se paralizan con el éxito. A mi me costó mucho trabajo.

¿Y esta novela te gustaría llevarla al cine?
Si, de hecho ya estamos amarrando eso. Estoy muy emocionada, por lo menos esta todo alineado para que salga bien.

Me imagino que las cosas externas te dan temas de que hablar ¿en tu caso, cómo es el proceso creativo para escribir?
Es del interior, más bien los temas vienen de adentro, y después hay todo un mundo fuera, pero generalmente la semilla es un miedo o deseo no satisfecho, o una necesidad, un demonio, que trae uno adentro.
En el caso de Santitos es el miedo que tenemos muchas mamás de perder a un hijo, esa posibilidad de que tu hija adorada desaparezca o se muera, que la roben, es horrible y está tan presente, pero a la vez nadie habla de eso porque es tal el miedo, que mejor es no hablar de eso, “hay dios no lo quiera” o “ni lo pienses”, dicen. Entonces dije, ¿ah sí?, ahora sí lo voy a pensar, sí voy a hablar, porque es un miedo que tiene que salir, y ahora sí, a falta de terapia lo escribí.
Transportes González e hija sale de un resentimiento, es que una nunca sabe de dónde va a salir. Cuando yo era niña mi papá tenía camiones para transportar maquinaria pesada, yo lo veía como un juguetote y una vez me llevaron a ver los camiones y de ahí “pa'l real”, me decían “tú no porque eres niña”, y me quedó la espinita. Un día en el freeway, de repente un tráfico del demonio, un camión al lado mío, y de repente veo “Smiths and son's trucking”, y de repente dije, “como que and son's y dónde están las daughert's”, y todos los negocios se llaman Mueblería Pérez e hijos, y dónde están las hijas. Yo dije voy a hacer una novela que sea hija, y fue una manera de cumplir ese deseo, de poder entrar en ese mundo de hombres.

10.8.06

Rosas Lopátegui desmiente que Garro haya sido espía


Entrevista publicada en la edición #16 de Entre Líneas

Por Lizeth García

La investigadora Patricia Rosas Lopátegui, quien ha estudiado a profundidad la obra y vida de la escritora Elena Garro, opinó sobre los expedientes que el IFAI abrió de la autora de Los recuerdos del porvenir, donde, supuestamente, era espía del gobierno, durante la década de los sesentas.
En entrevista por vía electrónica, la profesora de literatura latinoamericana en la Universidad de Nuevo México, desmiente que Garro era informadora de Gustavo Díaz Ordaz.
Rosas Lopátegui actualmente es agente literaria de Elena Garro en Estados Unidos, y ha dedicado gran parte de sus estudios a la escritora mexicana.

Recuerdo cuando vino a Tijuana a presentar El asesinato de Elena Garro, resaltó que Garro había sido rechazada por la élite intelectual, por ser muy crítica ¿Exactamente qué sucedió entre ella y el grupo intelectual?
Elena Garro es una de las figuras más contestatarias de la vida cultural mexicana del siglo XX. No sólo criticó la corrupción del sistema político postrevolucionario, sino que también puso en tela de juicio a los intelectuales de izquierda de los años 60 porque Garro consideraba que el papel del intelectual en un país es hacer la crítica, y ellos no la hacían porque estaban al servicio del erario. Es decir, los intelectuales de izquierda trabajaban en los suplementos culturales y revistas patrocinadas por el gobierno, por la cultura oficial. Por esto, los intelectuales la detestaban y la tachaban de loca y crearon una leyenda negra alrededor suyo.

Sobre la nota que publicó Proceso en su página de internet, donde Garro es acusada de espía ¿Qué nos puede decir al respecto?
Es una calumnia, Elena Garro no pudo haber sido espía del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz porque Garro criticó la corrupción, la persecución la represión ejercida por Díaz Ordaz sobre los movimientos sociales de la época. Sólo tienen que leer sus artículos y entrevistas y reportajes periodísticos para que la opinión pública mexicana comprenda que esta acusación es una infamia, una mentira, orquestada desde el poder para volver a desacreditarla porque es uno de los escritores más valientes e irreverentes de México. Yo me pregunto: ¿Cómo puede ser Elena Garro espía del gobierno de Díaz Ordaz, si este presidente o su gabinete la acuso después de la masacre del 2 de octubre de ser una de las conspiradoras para derrocar al gobierno de Díaz Ordaz? Esto no encaja. Te das cuenta que se trata de una infamia. Para mí esta calumnia está orquestada desde los grupos en el poder para desviar la atención sobre el fraude electoral que hubo el 2 de julio. Porque nos quieren hacer creer que en México hay transparencia al acusar a Elena Garro de espía, cuando sabemos perfectamente que en México no hay transparencia, nada ha cambiado, nada.

El que haya sido anticomunista, como se refiere su hija Helena Paz, ¿es por lo que la rechazaron?
Sí, porque Elena Garro estaba en contra del sistema comunista, para ella el comunismo era una hipocresía y era un sistema tan totalitario y represivo como el capitalista. Pero como en México en los años 60, todos los intelectuales eran comunistas, apoyaban a la Cuba de Fidel Castro, Elena los criticaba porque decía que eran unos hipócritas, que no actuaban cuando los funcionarios, los políticos, los terratenientes asesinaban a los indígenas para quitarles sus tierras. Entonces, ¿dónde estaba su posición de “izquierda”?
En realidad, Elena Garro luchó a brazo partido por la democracia en México al lado de un político limpio y honesto como fue Carlos Alberto Madrazo, quien fue asesinado en junio de 1969 por Echeverría, porque Madrazo representaba un peligro para el sistema priista mexicano fundado en el “dedazo”, en la corrupción, en el fraude electoral, en el racismo, en la represión y en el autoritarismo político.

Usted que conoce tanto la vida y obra de Garro ¿cómo la describiría como persona?
Elena Garro es uno de los intelectuales más honestos de nuestra cultura. Una mujer que luchó por los desprotegidos, por los más pobres de México, por los campesinos, por los indios, por los obreros, en contra de los poderosos. Elena es como David peleando en contra de Goliat en México en los años 60. Una mujer muy valiente, con grandes deseos de igualdad, democracia y justicia, libertad. Una escritora original, creativa, contestataria, que nunca se vendió al erario, por eso Elena Garro no ganó premios literarios, ni se lee en México. Si Elena Garro hubiera sido una espía del gobierno, te puedo asegurar que Elena Garro hubiera recibido el Premio nacional de Literatura y hasta el Premio Nobel de Literatura. Es más, a Elena Garro la leeríamos en las secundarias, en las preparatorias, sería lectura obligatoria como lo son Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Rosario Castellanos, Octavio Paz, pero Elena Garro no se lee porque es la escritora que atacó fuertísimamente todos las lacras de nuestro sistema político, económico y social y también atacó a los intelectuales por recibir prebendas del gobierno.

¿Cuál fue la posición de Octavio Paz cuando se da esta afrenta entre los intelectuales y Garro?
Octavio Paz azuzaba el enfrentamiento entre su grupo amigo intelectual y Elena Garro, porque eran dos bandos opuestos. Octavio Paz tiene en gran medida responsabilidad por el descrédito o la leyenda negra en contra de Elena Garro, porque fue un hombre muy machista que siempre trató de descalificar a su esposa porque tenía envidia del talento y la brillantez de Elena Garro. Fue un hombre que alentó muchas calumnias en contra de su esposa Elena Garro, y en una sociedad machista la palabra del hombre tiene peso o es respetada y valorada y no así la palabra de la mujer. Pero la historia le hará justicia a Elena Garro, y espero que también los lectores de hoy en día, porque solamente leyendo a Elena Garro podemos valorar su valentía, su voz crítica, desmitificadora, y su escritura revolucionaria.
Yo los invito a que lean mi libro El asesinato de Elena Garro (Editorial Porrúa, 2005) en donde explico con detalles el activismo político y social de Garro, y ahí los lectores podrán leer los artículos que Garro escribió en los años 60. Entonces los lectores podrán ver la gran mentira y manipulación de los poderosos.

5.8.06

Acanto y laurel en el west fargo

Aquí la nota del periódico de ese día...

Exponen poetas su obra
Con la idea de llevar más allá las letras, el proyecto ‘Acanto y laurel’ sale de las instituciones para llegar a otros públicos

Por Lizeth García

Bajo las luces rojas y amarillas de la taberna, el escenario cambió la variedad de sus cantantes, por poetas que se apropiaran del lugar, dentro de “Acanto y Laurel”, el pasado viernes, en el bar West Fargo.
Un total de 16 poetas de México y Estados Unidos participaron en la séptima edición de “Acanto y Laurel”, organizado por la poeta y promotora Aída Méndez, quien desde el año pasado inició el proyecto.
nota completa: http://www.frontera.info/EdicionImpresa/ejemplaresanteriores/BusquedaEjemplares.asp?numnota=430919&fecha=6/8/2006





El Ponchito García y el Pancho Bustos, muy acá, leyendo...
Aída y Lizeth muy risueñas...
La Edith aprovechó el momento para darle "chico abrazote" al Pancho Morales
¡Obvio!... esto es después de la lectura y de unas chelas...

Aquí pura raza de alto perfil... y cachete...
Según Edith muy atenta a la lectura de los poetas...
Quién lo viera al Tijuana Gringo tan risueño
Omar "Pepper", Pancho "Tamales", El Bustos y Poncho
Los extranjeros en la lectura



Elizabeth muy mona con su sombrerito y Julieta muy contenta leyendo...






asi nos la pasamos el viernes 4 de agos en el west fargo...






19.7.06

El eco de los migrantes llegó hasta las puertas de Estados Unidos


publicado en la edición #14 de Entre Líneas

Por Lizeth García

Nadie se lo esperaba, el primero de mayo, la garita de San Isidro amaneció vacía, sólo algunos automovilistas se aventuraron a cruzar, algunos lo lograron muy temprano y otros simplemente fueron regresados por la gente que se atrincheró en el cruce fronterizo.

El entusiasmo de las personas por apoyar a los hermanos latinos que viven en Estados Unidos, fue muy grande, sobre todo porque aquí, en esta esquina, se vive de cerca la prepotencia y el desprecio de los gringos.

A diario cruzan miles de tijuanenses a trabajar (se calculan 42 mil personas), algunos son ciudadanos, otros residentes y otros indocumentados, pero sienten los dos países: uno, el nuestro, que no deja vivir con los bajos sueldos, y otro que asfixia sólo por ser mexicano. Así el cruce diario es la tortura obligatoria para muchos y para otros sólo un paso para saborear el placer de comprar.

Pero el primero de mayo, desde las cinco de la mañana, un puñado de personas tomaron los carriles que llevan hasta las puertas de Estados Unidos, dejando parcialmente cerrada la garita. Sin embargo para las 10:00 horas, más de 100 personas yacían gritando consignas “Sí se puede, sí se puede”, “No somos ladrones, somos trabajadores”, entre otras frases.

Las pancartas no faltaron, algunas traían la leyenda “Boicot 1 de mayo 06, por una reforma migratoria justa”, y en otras se resaltó la labor que desarrollan los latinoamericanos en el “otro lado”: lavaplatos, plomeros, carpinteros, albañiles, empleados de piso, etcétera, etcétera, ese que es llamado trabajo sucio que ni los negros lo hacen (parafraseando un poco a nuestro “ilustre” presidente Vicente Fox).

La presencia de la policía no faltó, primero eran unos cuantos, no más de 50, pero conforme se fue aglutinando la gente, el número fue aumentando. Eso sí, sin armas, pero con gases lacrimógenos, por si las dudas. Los medios de comunicación informaron sólo la nota oficial, todos entrevistaron a Francisco Castro Trenti, director de la policía municipal de la ciudad, para preguntarle la estrategia. ¿y la gente? ¿Que no era la protagonista?, ninguno de los reporteros habló con la gente.

A eso de las 11:00 horas una chica llamada Elizabeth (quien prefirió no dar su apellido), ciudadana de San Diego, pero hija de mexicanos, decidió sumarse a la manifestación de este lado… “Nunca pensé que pudiéramos cerrar la garita”, exclamó mientras sostenía una bandera mexicana. Doña Elvira gritaba “Unos pocos aquí y otros allá”, señaló los carriles del lado derecho, cuando ella permanecía en los del lado izquierdo. Para las 14:00 horas, más de 500 personas bailaban y tocaban batucas, frente a la hilera de policías que permanecían unidos hombro a hombro, los gritos y las consignas continuaron. Uno vestido con zarape y sombrero de Tío Sam, gritaba cosas ilegibles, otros decidieron acostarse en la calle con el mensaje de “no me muevo”, ahora sí, la garita completamente cerrada, no sé con exactitud, dos o tres horas, pero cerrada, tiempo suficiente para que al día siguiente los comerciantes de San Diego, declararan el 90% menos de venta, cerca de 200 millones de dólares.

Sí se pudo, se cerró la garita, lo que hace muchos años no sucedía (lo que no me tocó ver), la participación fue pacífica, espontánea, necesaria, que fue disuadida por los policías, que llegaron en páneles, en caballos, etcétera, y terminaron arrinconando a los manifestantes. Lo que alguna vez imaginó Sergio Arau con su película Un día sin mexicanos, se cumplió, porque el cierre de la garita sólo fue el eco de lo que sucedió en Estados Unidos, donde una gran mayoría de inmigrantes salieron a las calles para exigir un trato digno, derechos civiles, pero sobre todo, un trato humano.

3.7.06

post elecciones...

La jornada electoral llegó a su fin... ahora la incertidumbre de no tener un "virtual" ganador se apodera de nosotros, pero lo peor, la posibilidad de un fraude electoral es más terrible que la misma incertidumbre... no sé por qué, pero me recuerda a 1988, claro, no había internet, ni la tecnolgía con la que ahora se cuenta, pero el fondo es el mismo no dejar llegar a la izquierda ¿qué sería México si los priistas hubieran respetado el voto de los ciudadanos de aquel año? ¿qué pasará si ahora los panistas se les descubre un fraude?, chanfles, estos azules necesitaron seis añitos para aprender lo que el PRI hizo en 70 años.

Yo voté por el Peje...

24.6.06

Ubican primeras pistas de mineros

No trato de hacer ningún estudio semántico ni nada, sólo que al leer la nota que abajo pego, me hace pensar en las palabras mal utilizadas del reportero... se recuperan "las esperanzas" de rescatar los cuerpos de los mineros en Pasta de Conchos. Y me salta a la mente... realmente ¿hay esperanzas para los familiares?, ¿el recuperar los cuerpos cuatro meses después, regresan la calma a las esposas, hijos y padres de los mineros?, en realidad, ¿para quién será la esperanza, o mejor dicho la tranquilidad? ¿para los familiares o los encargados de esa empresa que no pueden con el peso de la muerte de los 65 mineros?... es duro cargar con la muerte de 65 personas... por eso creo que la esperanza es para los empresarios, no para sus familias.
Tomado de FRontera.info
Aumentan esperanzas de encontrar cuerpos
Ubican primeras pistas de mineros
Una lámpara de uno de los cascos de los trabajadores atrapados en Pasta de Conchos, hace creer que pronto se podrían hallar los primeros restos

SAN JUAN DE SABINAS, Coahuila (Agencia Reforma)
La localización de una lámpara de minería en el diagonal nueve, perteneciente a uno de los cascos de los trabajadores atrapados en la mina Pasta de Conchos desde el accidente del 19 de febrero, incrementó las esperanzas de que en las próximas horas se localicen los restos del primero de los 65 mineros.
A las 16:00 horas, el equipo de recuperación de cuerpos del Grupo Industrial Minera México reportó al Ministerio Público de la Procuraduría de Justicia del Estado por lo que estos bajaron hasta la diagonal nueve a unos 450 metros de la plataforma para constatar lo encontrado.
Araceli Muñoz, una de los voceros de Immsa informó que se constató esto por lo que se presume que en las próximas horas se localicen los restos del primer minero.
“La lámpara de uno de los mineros se localizó en el diagonal nueve por lo que bajo el Ministerio Público a verificar eso y se presume que esta cerca el hallazgo del cuerpo”, dijo Muñoz.
Quienes pueden ser encontrados en el diagonal nueve son Gregorio Rangel, operador de banda; Jorge Vladimir Muñoz, checador de banda, y el supervisor Javier Pérez Aguilar.
Afirmó en entrevista telefónica que las autoridades constataron que las condiciones del caído o derrumbe hacen peligroso sacar rápidamente todo el material y lo que se recomendó es reforzar ese lugar para seguir con los trabajos de recuperación.
Corresponderá al Agente del Ministerio Público de la PGJE hacerse cargo de la recuperación e identificación de los restos de los mineros, por lo que se acordonó un área dentro de la mina para después de constatar todo lo que existía en un diámetro de 10 metros se procedió a continuar con los trabajos de extracción de del derrumbe.
“Se estima que por la mañana podría darse la localización y ante ello se extremaron las medidas de seguridad en la mina como son el que se les entregó sólo un gafete de identificación por cada familia y sólo ingresará uno de ellos a las instalaciones para la información”, dijo Muñoz.

15.5.06

Ocho años de Existir


Iniciar un proyecto editorial no es fácil, sobre todo cuando se trata de personas que quieren trabajar de manera independiente, para no estar dando cuentas a nadie por lo que se publica ni muchos menos depender del subsidio de las instituciones culturales del gobierno, que en el momento en que lo deciden o cambian de administración retiran dicho aporte.

Hace unas semanas, la revista literaria Existir celebró su octavo aniversario, coordinada por Gilberto Licona, quien ha estado desde que surgió la idea de lanzarla. Se dice fácil, pero ha sido un camino duro y lleno de baches. Pero además de publicar mes con mes, más de 100 números, ha impulsado la publicación de cuadernos independientes de poesía de escritores de la región, de los cuales muchos de ellos no habían tenido la oportunidad de publicar con alguna editorial o ganar un concurso de literatura.

Recuerdo las primeras ediciones de Existir, eran fanzines que fotocopiaban el equipo de estudiantes que impulsaban este proyecto. Poco a poco, los pequeños comerciantes comenzaron a apoyar con publicidad a la revista, que ahora sigue mostrando a los nuevos talentos que desean expresarse, y es este espacio abierto que se los ha permitido.

En su octavo aniversario, Existir presentó un poemario que suma a la colección conformada por trece cuadernillos, que ha impulsado desde el 2000. Jhonnatan Curiel se suma a la lista de poetas jóvenes que muestran su trabajo escrito a través de las publicaciones, quien presentó Estival, el pasado 23 de abril, en la sala audiovisual de la Escuela de Humanidades (EH), lugar de donde surgió el proyecto.

A la celebración, se unieron los proyectos editoriales Entre Líneas y Catarsis. La primera abarca temas como problemas sociales, humanidades, política y cultura, realizada por egresados de las cuatro carreras de la EH; y la segunda aborda las teorías de la psicología y arte, realizado por alumnos de la carrera de psicología.

Con más de 50 personas que asistieron a la celebración, Licona expresó que la clave para mantener este tipo de proyectos es la constancia “sobre todo porque las humanidades ya están fuera de cualquier proyecto”. Y efectivamente, la literatura todavía capta el interés de muchos, pero si se habla de la historia y la filosofía, es difícil encontrarnos con algún texto de estos temas en las revistas comerciales.

Por su lado, Christian Alejandro Castro, director de Entre Líneas, agregó que los estudiantes deben generar sus propios espacios y medios, para fomentar la reflexión y el análisis, y es en las universidades donde se gestan estas propuestas.

Enhorabuena a todo el equipo de Existir, que ha llegado a sus ocho años de difundir la poesía, la reflexión y el libre pensamiento.

Ser mujer, estudiante y joven, eran tres inconvenientes: Rosina Conde


Rosina Conde es una mujer multifacética, de la misma forma que escribe, se sube al escenario y realiza un performance, o crea atuendos tanto para ella como para Astrid Hadad, sin embargo el ser artista no es fortuito, ya que en su familia la tradición de la creación data de varias generaciones.

“No soy generación espontánea, mi abuela era cantante y actriz, mi madre era cantante profesional, cantaban en la XEW en México”, detalló Conde, respecto a su vena artística.

Nacida en Mexicali, donde residió por un tiempo, y después se mudo junto a su familia a Tijuana, lugar donde nacieron el resto de sus hermanos. A ella le tocó el movimiento hippie, de los años setenta, tiempo que fue muy intenso para ella, ya que dentro de su familia había una conciencia social que reflexionaba por lo que había pasado el País.

Junto a un grupo de personas, Rosina Conde fue fundadora de la Escuela de Humanidades, de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), así como del Colegio de la Frontera Norte. Actualmente se desempeña como profesora investigadora de la Academia de Creación Literaria de la Universidad Autónoma de la Cd. de México. También es diseñadora y realizadora del vestuario de la cantante Astrid Hadad.

En un perfomance que tienes, el cual lo podemos leer en tu página (www.rosinaconde.com), es autobiográfico, lo que me llamó la atención es que hablas lo difícil que fue para ti el haber sido mujer, estudiante y joven, esos tres elementos eran un pecado…
Fue una época donde había una agresión muy fuerte hacia los adolescentes, por todo las repercusiones del movimiento del 68 y la del 71, y Tijuana no estaba exenta de eso, también aquí hubo represión, de hecho a mi me tocó participar en la huelga de la UABC, cuando tomamos las instalaciones del Campestre para exigir que a la Universidad se le dieran terrenos; el terreno que tenemos de la UABC, en la Mesa de Otay, no es gratuito, eso fue un logro estudiantil de un movimiento en el que participó mi generación…

¿Fue difícil para ti, abrir camino para llegar a lo que eres ahora?
Pues sí, para empezar no era común que las mujeres estudiaran carreras universitarias. Aquí en Baja California se les preparaba para secretarias, y no nada más lo digo en mis performances, también lo digo en mis cuentos, o te preparaban para secretaria, para el comercio o si estudiabas una carrera, era una carrera contable o del magisterio. Había muy pocas abogadas, no había dentistas, médicas, eran contadas las profesionistas mujeres. Si ibas al colegio de abogados o de médicos no veías mujeres. A mi me tocó esa etapa en que las mujeres irrumpimos en las universidades, pero también fue una etapa muy difícil, muy dura, porque había un movimiento en contra de los estudiantes.
Eras estudiante, eras adolescente y además eras mujer, eran tres inconvenientes muy fuertes y muy graves, además yo tenía un cuarto inconveniente, que era ser madre soltera. Yo fui la primera estudiante que fue embarazada a la universidad, incluso hubo un grupo que quiso sacarme de universidad.

¿Cómo sobreviviste a esas fuerzas, a esos obstáculos?
Ahora sí que con mucho cinismo (suelta la risa). Sobreviví con mucho cinismo y afortunadamente el director de la escuela era amigo de mi padre. Además yo sí hablé abiertamente, defendí mi derecho humano, como individuo libre, pensante y con derechos, porque no había ningún artículo en la Constitución que prohibiera a las mujeres que no fueran a la escuela, pero socialmente… no quiere decir que fuera la primera mujer que se hubiera embarazado, pero yo recuerdo a todas mis compañeras de la secundaria y de la prepa, inmediatamente las sacaron de la escuela, las casaron…

Y aún sucede eso, donde la familia reacciona de esa forma…
Pero no nada más la familia. A mi me dejaron de hablar todas mis amigas, con las que pasé toda la primaria y la secundaria, mis mejores amigas, todas mis vecinas me dejaron de hablar, ¡todas!, sólo tres amigas me siguieron hablando, incluso amigos me dejaron de hablar, porque tenía el cinismo de ir a la escuela y andar enseñando mi panza.
Fue muy difícil y fueron pleitos no sólo con el aparato educativo, sino también con el aparato intelectual y de artistas, porque también todos los que escribían eran hombres, sólo había una mujer por ahí escondida.

Varios te mencionan en el movimiento literario de Tijuana, ¿Qué recuerdas de esos momentos? ¿Cómo los viviste?
Ese movimiento del que hablas surgió en los setenta, pero nos ubican en los ochenta, pero en realidad surgió a mediados de los años setenta, como en el 75. Nos juntábamos un grupo de compañeros de amigos, que habíamos ido a estudiar a la universidad, en México, porque en Baja California sólo había cinco carreras, y ninguna de esas incluía una que estuviera relacionada con el arte.
Entonces todos los que querían estudiar arquitectura, psicología, odontología, filosofía, literatura, o sea ¡todo, todo!, teníamos que emigrar. Nos habíamos ido un grupo de estudiantes a la Ciudad de México, pero no por eso nos desconectaba de los movimientos literarios anteriores al nuestro, no se daba rupturas. Lo que sí fue, es que nosotros hicimos una propuesta literaria nueva, por influencia de la “literatura de la onda”, que además empezaba con escritores en México, queríamos integrar en nuestra literatura el habla regional, nosotros lo que hicimos fue literaturizar el habla de Tijuana, porque hasta ese momento todo lo que habíamos leído, y en particular, para mi fue determinante, porque yo sí lo he hecho manifiesto y lo he intelectualizado, porque lo he pensado, todo lo que había leído o era de lengua extranjera o era literatura en español extranjera, y la literatura mexicana que había leído estaba escrita en una lengua, no ajena pero distante, eran los regionalismos de Jalisco, de México, todo lo que es el centro del País, entonces yo no me reconocía ni en las calles de esos textos, ni en los edificios de esos textos, ni en la manera de hablar de los personajes de esos textos. Estaban escritos en un español mexicano, pero yo no encontraba ni la avenida Revolución, ni el cine Bujazán, ni el (teatro) Zaragoza, ni el Jai Alai, yo no me encontraba en ninguno de esos escenarios, para mi era muy importante escribir textos que fueran dirigidos a la gente con la que yo convivía.
A mi no me importaba si me leían en el DF o en Estados Unidos. Además a mi me interesaba escribir para mis amigas, para las mujeres, porque todos los personajes eran hombres, y las mujeres que escribían sus personajes eran hombres, y los personajes femeninos que aparecían eran personajes secundarios y no me gustaban...

¿Qué encontrabas en ellas que te desagradaba?
Pues eran personajes difusos, inseguros, eran bocetos, eran de adorno, de complemento, no eran personajes de carne y hueso, eran utilitarias totalmente. Yo sí me propuse estos tres planteamientos cuando empecé a escribir: para mujeres, lenguaje regional y tocar temas que transcurrieran en las calles bajacalifornianas.
Mis compañeros escritores hombres también se plantearon en escribir sobre Tijuana y en un lenguaje regional, y bueno pues ellos continúan en su tradición de machos (comentó en un tono más de burla).

Retomando tu trabajo en el performance, también hablas de las mujeres…
Tengo uno que se llama “Mi educación sentimental”, es toda la educación oral, no la educación formal, sino oral, que recibimos a través de las canciones, ahí el escenario es Tijuana y Ensenada, entonces hablo de cómo somos educadas desde niñas, con las canciones que escuchábamos, de los paseos, los cortejos, las fiestas para recibir a los chavos, por esto que te decía que todos se iban a estudiar a Guadalajara, a México, entonces en las vacaciones de verano, de navidad, hacían 20 mil tardeadas, y voy narrando y cantando las canciones que escuchaba desde niña y cómo las letras de estas canciones influyen en tu manera de ser.

¿Consideras que las mujeres podemos romper esos patrones?
Pues claro, lo estamos haciendo…

Porque de repente las mujeres son las que repiten y enseñan todos esos patrones…
Finalmente quien educa a los hijos es la escuela, la música, la calle, la televisión, el cine (suelta la risa), y es muy fuerte, porque a mis hijos yo los eduque de una forma, y yo también me eduque en una familia muy atípica, porque mis papás fueron muy relajados, muy tolerantes, pero en la escuela no, mis compañeras no. Finalmente se encarga de que si eres educado de manera diferente, se encarga de castigarte muy duramente, con no darte trabajo, no rentarte una casa. Si quieres hacer cosas diferentes, tienes que pagar el precio. Ahora las mujeres estamos haciendo cosas para cambiar.

¿Haz presentado tus performances en Tijuana?
Aquí en Tijuana fue hace mucho tiempo. A mi a Tijuana no me invitan desde… hace mucho, a mi en Tijuana me reprochan que ya no estoy en la ciudad, me ven como traidora a la Patria porque estoy trabajando en México. No dejamos de ser una ciudad xenofóbica, desafortunadamente. El estado de Baja California es muy reaccionario, la xenofobia es muy gruesa, aquí hay un gran odio por la gente del centro del País.
A mi me dicen traidora porque vivo con lo chilangos, pero yo traigo un proyecto de trabajo que no puedo dejar, digo, además de no me han hecho una propuesta de trabajo interesante aquí en Baja California.
Yo me pasé nueve años aquí en Tijuana, invirtiendo dinero y haciendo una gran labor de promoción cultural, y tenía unas deudas terribles, porque publiqué primero unas revistas, promoviendo escritores, incluso publiqué algunos libros, todo de mi bolsa, participé activamente en muchos proyectos culturales, y llegó un punto en que me estaba ahogando en deudas. Fui a México y me ofrecieron varios proyectos, todos muy interesantes, entre ellos hacerme cargo de la coordinación editorial del Colegio de México, además Astrid (Hadad) me pidió que me hiciera a cargo de toda su imagen.

¿Cómo te relacionaste con Astrid Hadad?
Conocí a Astrid en un Festival de la Raza, participamos las dos, cuando a mi me tocó ir a verla, me pareció genial, me encantó su discurso, me di cuenta que había muchas venas comunicantes, y su propuesta, no sólo discurso y su propuesta musical, sino que su propuesta visual me pareció muy… revolucionaria, aun cuando ella estaba retomando muchos elementos tradicionales, como la de “ Tin Tan” de cambiar de un género a otro, tenía un discurso político, feminista, muy novedoso, y su vestuario me pareció que era una propuesta escénica muy interesante, en ese momento pensé “que chingonería sería hacerle el vestuario a esta mujer”. Yo me había financiado mi carrera haciendo vestidos de novia, porque yo hago vestidos de alta costura, pero cuando vi Astrid, fue un pensamiento.
Cuando me fui a la Ciudad de México, empecé a asistir al grupo interdisciplinario “Los comensales del crimen”, que era en casa de Felipe Enrenberg y de Lourdes Hernández, había caricaturistas; una cocinera que era literata como Lourdes Hernández; un roquero; ahí también iba Astrid, no participaba en el grupo pero de repente iba.
Una vez estaba Astrid quejándose de que no encontraba costurera, y Lourdes fue la que le dijo que yo hacía ropa de alta costura. Ahí fue cuando empecé, eso fue en enero de 1994.
Todo lo que es el corte de las piezas, el armazón, la estructura del vestuario lo hago yo, hay cosas de alta costura que las termino hasta el final, y luego llega el instalador que les pone los corazones y todo eso.

Rosina, también has transitado en el periodismo cultural, yo se que para los que son escritores es fácil entrar en el campo del periodismo, ¿Cómo es que también desarrollas esta faceta?
Yo nunca me he impuesto fronteras, límites, a mi me choca trabajar con límites, hace poco di una conferencia en la UNAM, fue un foro que se llamó “ Mujeres y literatura en la frontera”, yo lo que planteo es un tema muy paradójico, porque por un lado la literatura no tiene fronteras, en el sentido de que en la literatura puede suceder cualquier cosa, si no, no habría literatura de terror, de ficción, no habría literatura y punto, pero por otro lado, por eso es la paradoja, es posible que sí haya esos límites, precisamente porque la mente humana sí los tiene, los seres humanos somos territorialistas, y desde ese momento estamos poniendo límites para que no invadan el territorio, la misma cerca de tu casa es el límite entre la propiedad privada y la propiedad comunal, y nos ponemos fronteras sociales, pero también las fronteras son arenas movedizas, porque conforme va cambiando la moral, los sistemas sociales, cosas que ahora son permitidas mañanas pueden ser prohibidas. Por eso las fronteras son arenas movedizas.

¿Cómo ves la situación política del País?
Ojalá que gane (Andrés Manuel) López Obrador, porque tiene un proyecto educativo muy importante. Yo tengo 32 años dando clases, y desafortunadamente me ha tocado ver como se ha ido deteriorando la educación. Yo comparo cómo salíamos de la secundaria, sabíamos leer y escribir, sin faltas de ortografía, sabía analizar, y ahora un chavo sale de la prepa y no sabe pensar, ya no te enseñan a pensar, como no le pudieron dar en “la madre” a los estudiantes en el 68, se propusieron darnos en “la madre” con nuestros hijos, entonces todo el sistema educativo esta diseñado para que no piensen, no sean analíticos, no sean críticos. López Obrador tiene un proyecto educativo muy importante que esta un poco basado en la Universidad de la Ciudad de México, y si gana va a ver un gran impulso en la educación.

16.4.06

Rumbo a la mediocracia

Sorpréndete reacción de rebeldía tuvo el 29 de marzo el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), al pasar durante todo el día sólo una canción, seguido del spot el cual rezaba: “Un país sin pluralidad de medios de comunicación sería como escuchar la misma canción todo el día... Las modificaciones a la Ley de Radio y Televisión reducen la posibilidad de crear opciones. El Instituto Mexicano de la Radio no está de acuerdo ¿y tu?”, de esta forma el IMER repitió este mensaje en las 17 estaciones que tiene distribuidas por todo el territorio y solicitó a sus radioescuchas que enviaran sus opiniones.

Y no era para menos, ya que las reformas propuestas a la Ley de Radio y Televisión (LRT) prácticamente dejan fuera a las estaciones de radio públicas, comunitarias, indígenas, etcétera, así como la televisoras independientes, del espacio electromagnético, porque entre los tantos cambios, se piden a las estaciones de radio la digitalización de su equipo, cambio que resulta muy costoso para este tipo de estaciones públicas y comunitarias, porque apenas si les conceden presupuesto para operar. Pero lo peor de todo (digo, además de dejarnos sin opciones a los mexicanos), es que los consorcios Televisa y TV Azteca tienen todas las de ganar, esto es, en vez de que el gobierno licite los canales, se los entregará al mejor postor, así que si una comunidad desea obtener el permiso para operar un canal o estación de radio, pues tendrá que dar un buen dinero, claro si Televisa o TV Azteca no les gana con la oferta.

La aprobación de las reformas a LRT no han concluido, pasó por la Cámara de Diputados de manera unánime, y pasó por la Cámara de Senadores con 80 votos a favor que fueron emitidos por miembros del PAN y del PRI, y 40 en contra, del PRD y el PRI, y es que los senadores, y también diputados, vieron los intereses pero no precisamente los del pueblo, sino los de ellos y de sus candidatos. Ya que mejor desaparezcan los tres poderes de gobierno, y se los entregamos a Televisa, TV Azteca y Telmex.

hora sí, como lo expresó el IMER en aquel día de una sola canción, los mexicanos nos quedamos sin opciones, nos tragamos lo que nos dan, ya de por sí, además entramos al mundo de la mediocracia, donde las televisoras dictarán que es lo “bueno” y lo “malo” para el país, qué candidato debe ganar y cuál no, qué se debe pensar y que no, en fin, dictarán la vida de México.

15.3.06

Esta es la editorial de Entre Líneas, no. 10, que ya va a empezar a circular... fue escrita por mi, así espero que les guste...


Hace unos días estuvo Patricia Rosas Lopátegui, investigadora de la Universidad de Nuevo México, aquí en la ciudad, para la presentación de su más reciente obra “El asesinato de Elena Garro”, donde recoge la obra periodística de la escritora. La investigadora aseguró que Garro se desarrolló en un ambiente opresivo, patriarcal y machista, empezando por su entonces esposo, Octavio Paz.
Sobre él, Rosas Lopátegui dijo que fue el principal obstáculo para Garro, quien la desactivo y acusó, junto a un grupo de intelectuales, como delatadora cuando sucedió lo de Tlatelolco, en 1968, y lo más que le permitió Paz que ella hiciera fue el periodismo, que en aquel entonces (en los años cuarenta y cincuenta) era visto como un subgénero. A ella se le silenció, aseguró la investigadora, se le desterró y se le discriminó por ser mujer, pero sobre todo porque sus ideas molestaban tanto a los intelectuales como al gobierno.
Bajo esta idea, es interesante reflexionar cómo en la actualidad, en muchas áreas profesionales, las mujeres siguen siendo discriminadas, desde el simple hecho de burlarse de ellas por estar en un trabajo “de hombres”, hasta recibir menos dinero por la misma actividad realizada por uno de ellos.
Más grave se torna cuando las mujeres son violadas y al momento de denunciar, los que están representando la “Justicia” dicen entre dientes que se lo buscaron, por vestirse de tal forma o andar tan noche, y como resultado tenemos cientos de mujeres muertas en Ciudad Juárez, que es donde más se ha hecho notar, pero no es el único Estado que más muertas tiene, lamentablemente.
Un caso en particular, que resulta indignante, es el de la periodista Lydia Cacho, que fue aprendida sin recibir notificación alguna, por policías poblanos que fueron por ella hasta Quintana Roo, por denunciar la red de pederasta en el país, donde incluye a poderosos empresarios y funcionarios.
Si nos vamos un poco más atrás, qué pasó con Digna Ochoa, mujer activista que le dieron muerte hace años, y el gobierno simplemente dijo que fue suicidio, y de las mujeres que se dan la tarea de exigir mejores condiciones laborales y de vida, muchas han muerto, por eso lo que Elena Garro vivió en su tiempo, en pleno siglo XXI, las mujeres lo siguen padeciendo. No se puede continuar así, si queremos una sociedad democrática y justa.

4.3.06

Los que caminan

Los que caminan no pueden hacerlo,
la ciudad no es para ellos;
fue creada a imagen y semejanza
de los hombres-ruedas y volante.

Los que caminan,
lo hacen por la calle,por los charcos,
por la mierda...

Los que caminan
no tienen derecho de recorrera la ciudad sin vías para ellos,
porque está construida
a imagen y semejanzade los hombre-carros.

Los que caminan
no pueden observar el caos de las casas-cerros,
de arroyos- residencias,
de cañones reverdecidos,
pues no hay caminos para ellos.

Los que caminan
no pueden explorar
porque a los hombre-llantas
se les olvidó las aceras
para los andantes;
se les olvidó que existen los de a pie.

Para eso están las calafias,
que llevan a los de a pie enlatados
por caminos tortuosos;
para eso están la guayinas setenteras
que suben gente hasta no cerrar.

En Tijuana,
los que caminan
no tienen derecho a ser caminantes.

10.1.06

Frase popular mexicana:

"NO hay peor ciego que el que no quiere ver"

este dicho encaja perfectamente en la siguiente declarción del vocero de la presidencia de la República... de nuestro H. Fox.


"El desempleo no es la principal causa del éxodo, dice Presidencia" ... La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2006/01/10/003n1pol.php

8.1.06

Se me olvidaba...

el problema más grave, después de esta ley antimigrante, es la incapacidad del gobierno no sólo de Fox, sino también los que le han precedido, que en vez de generar trabajos dignos, donde la salud, la educación y la alimentación, sea una realidad... Ese es el problema más grave...

Boicot de productos gringos

No sólo otra barda se levantará sobre la frontera, que afecta a los que se ven obligados a buscar el sustento para sus familias. Lo más bárbaro y agresivo es que el Gobierno de Bush realizará, no sólo con los mexicanos, sino con todos aquellos que parezcan latinos, que cualquier policía, el que sea, podrá detener a cualquiera con cara morena, indígena y latina en general, y deportarlo sin averiguar, así sin mas. A los que ayudan a los emigrantes, también serían sancionado y acusados.
La ley HR4439 es la que dispone estos preceptos, otros más, igual o peor de agraviantes, que ya esta aprobada por los diputados, pero falta la Cámara de Senadores, donde la mayoría son republicanos (ya nos podemos imaginar el resultado de la votación de esta ley).
El doctor Jorge Bustamante (investigador del fenómeno migratorio y relator especial sobre migración de la ONU) ya lo dijo, sería la ley que más violaciones haría a las leyes internacionales de derechos humanos, así como a su propia constitución.
El investigador propuso un boicot, pero no de esos intentos fallidos de no cruzara EStados Unidos... él propone boicot selectivo de productos gringos, así es. Es como si todos nos pusiéramos de acuerdo y dejar de comprar, por ejemplo, coca colas o productos nestle, etc. (por cierto les recomiendo este texto... http://www.rebelion.org/noticia.php?id=25193), no está mal la idea, imaginensen las pérdidas para las empresas, que ha diario fabrica 500 millones de sodas al día.
¿Ustedes que opinan?, ¿le entrarían?

EL 30 DE DICIEMBRE, UN MIGRANTE MAS MUERE A MANOS DE LA POLICIA FRONTERIZA.
Mas información: http://www.jornada.unam.mx/2006/01/02/012n1pol.php

Robots, inteligencia artificial y seres humanos

Este es un ejercicio que hice para una clase de Desarrollo Humano de la Lic. de Mercadotecnia. Por Lizeth García Peña La industri...